Violencia y abandono social, resultado de gobierno de Alejandro Murat

Han pasado tres años del régimen de Alejandro Murat, el personaje que retornó al PRI al poder negociando la impunidad para Gabino Cué Monteagudo y sus operadores. Nos han inundado por diversos medios de los supuestos logros que este gobierno ha obtenido, tratando de legitimar el desarrollo de su gobierno. Durante estos tres años, el gobernador ha cargado con un sequito de operadores provenientes del Estado de México, la llamada burbuja de los juniors que en vez de resolver los problemas en Oaxaca los postergan y agudizan. En materia de seguridad, a pesar de que en medios se diga que no existen altos niveles de inseguridad la realidad demuestra lo contrario, corren en redes sociales videos sobre como la delincuencia se ha apoderado de la ciudad desde el robo a mano armada, asesinatos, secuestros y el calvario de las confrontaciones de las bandas delincuenciales que se disputan Oaxaca como si fuese territorio por conquistar; y mientras el Fiscal Rubén Vasconcelos en el sueño de los justos.  En lo que va de estos tres años, Oaxaca supera mas de 3 mil muertes violentas según datos del INEGI. Y el alto índice de feminicidios. Este año se vivió una de las mayores epidemias de salud por dengue, de manera tardía y sin un plan para abatir el problema, se observó que los funcionarios prefirieron buscar otras formas de invertir ese recurso utilizado cada año. A pesar de la reforma federal que daba por muerta la ley educativa peñista, faltan pago a maestros, existen aún necesidades de personal, pero a pesar de ello se niegan a contratar normalistas, el IEEPO se niega a brindar equipo y material para las escuelas y se han cancelado programas (FAM) que eran utilizados para la construcción de infraestructura escolar, también el fraude por parte de Iocifed a la reconstrucción de escuelas en el istmo y su próxima desaparición. Continúan los más de 364 conflictos agrarios que este gobierno solo se ha encargado de administrar en lugar de darle una salida que cese las agresiones entre las propias comunidades. En cuanto a las inversiones, la federación y el gobierno de Murat han prestado especial atención incluso incrementaron el presupuesto para Oaxaca este año, con el objetivo de echar a andar el Pacto Oaxaca, que constituye una serie de megaproyectos de infraestructura carretera, turística, comercial e industrial. De igual manera a través de amenazas las empresas trasnacionales mineras en un camino silencioso con el cobijo de este gobierno mantienen una política de intimidación para que los pueblos entreguen por la fuerza sus recursos naturales. También aumento la campaña contra las organizaciones sociales opositoras, un caso es la detención arbitraria de Fredy García de Codedi. En los grandes medios de comunicación este gobierno podrá decir una y mil mentiras, pero la realidad es otra, por lo que el llamado es a mantener la organización popular para prepararse ante un escenario en el que los grandes proyectos beneficiarán los bolsillos de la burguesía local y trasnacionales, en tanto que las comunidades se mantendrán en la marginación y el olvido. *Por lo que rechazamos este informe de gobierno que solo maquilla la realidad oaxaqueña.*
*¡Unidad de todo el pueblo por la emancipación proletaria!*
*Frente Popular Revolucionario*