Usa IMSS Oaxaca unicel para servir alimentos pese a estar prohibido

Juan Carlos MEDRANO

Un promedio de 30 kilogramos de platos hechos a base de Poliestireno Expandido (EPS) y/o unicel arroja a la basura cada fin de semana el área de Nutrición del Hospital General de Zona (HGZ) del IMSS en la ciudad de Oaxaca de Juárez, contraviniendo con ello la reforma al artículo 16 del Reglamento para el Funcionamiento de Establecimientos Comerciales del Municipio de Oaxaca de Juárez, que entró en vigor el uno de octubre pasado y que prohíbe el uso de Poliestireno Expandido (EPS) y/o unicel en la venta y entrega de alimentos.

Derechohabientes del HGZ informaron que los fines de semana se incrementa el uso de platos desechables de unicel debido a que por reportes de los médicos, enfermeras y trabajadores sociales la jefa del Departamento de Nutrición del nosocomio, Adela Montserrat Vásquez Corro se niega a contratar personal “lava loza”.

Algunos empleados del Hospital General de Zona del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) consultados confirmaron la versión de los derechohabientes, además de que revelaron que existe un presunto contubernio entre la jefa del Departamento de Nutrición y la Sección Sindical número 28 del SNTSS para no “abrir” la bolsa de trabajo y contratar a personas que lave la loza los fines de semana.

Explicaron que de lunes a jueves existen tres personas (una por turno) que se dedican a la lavar la loza, pero la situación se agrava los fines de semana debido a la falta de personal para esa área. Ante ello, se echa mano del uso de platos y vasos de unicel, los cuales una vez utilizados son arrojados a enormes bolsas para basura de color verde para que pase desapercibo el material empleado.

Estimaron que en promedio de viernes a domingo se utilizan 30 kilos de unicel, los cuales son arrojados el domingo por la noche al basurero del nosocomio para que el lunes por la mañana se los lleven.

Recordaron que el uso de platos y vasos de unicel en el HGZ del IMSS es recurrente en el nosocomio, pero a últimas fechas se ha incrementado debido a la falta de personal los fines de semana.

Precisaron que en total se requieren tres personas (una para el turno matutino, otra para el vespertino y una más para el nocturno) para lavar la loza y evitar el uso de platos y vasos de unicel.

A partir del uno de octubre entró en vigor en el municipio de Oaxaca de Juárez, la prohibición del uso de Poliestireno Expandido (EPS) y/o unicel en la venta y entrega de alimentos en el comercio establecido, conforme a la reforma al artículo 16 del Reglamento para el Funcionamiento de Establecimientos Comerciales del Municipio de Oaxaca de Juárez.

Con su aplicación, se contribuye a la preservación y protección del medio ambiente, toda vez que el poliestireno expandido no es reciclable y biodegradable, debido a que lo máximo que logra es dividirse en partículas, pero nunca llega a descomponerse completamente, por lo cual terminado su uso se convierte en agente contaminante del medio ambiente.

Además, el unicel también contamina los alimentos, pues al calentar la comida en el microondas se liberan sustancias como las dioxinas que son capaces de causar envenenamiento y cáncer.