Solicita grupo de migrantes refugio en Oaxaca

Juan Carlos MEDRANO

Un total de 27 centroamericanos que venían en la Caravana Migrante solicitaron en Oaxaca la condición de refugio, mientras que 621 centroamericanos fueron retornados a sus naciones de origen durante su paso por el Istmo de Tehuantepec y la Cuenca del Papaloapan, reportó la Delegación de la Secretaría de Gobernación (Segob).

De acuerdo a la representación de la dependencia en la entidad, “en seguimiento a los grupos de personas centroamericanas que han ingresado en las dos últimas semanas por la frontera con Guatemala, la Segob informa que se tiene el registro de que fueron cerca de mil migrantes los que se ubicaron en Loma Bonita, Oaxaca”.

Según las autoridades federales, un segundo grupo de mil centroamericanos se encontraba hasta el domingo en Loma Bonita, en la frontera con el estado de Veracruz, decidiendo la forma en cómo iban a viajar a la Ciudad de México.

A lo largo de su paso por el Istmo de Tehuantepec y la Cuenca del Papaloapan, la caravana migrante fue apoyada por personal del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, quien viajó a la entidad para gestionar y vigilar que migrantes de la caravana reciban un trato digno.

Jan Jarab, representante en México del organismo, informó que se espera que, al unir esfuerzos entre la ONU, defensores y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, se logre que la atención hacia este grupo proveniente de Centroamérica sea efectiva.

“Yo estoy con mi equipo al terreno durante el fin de semana con la caravana y vamos a estar con nuestros colegas y aliados de las defensorías de Derechos Humanos de los dos estados de Oaxaca, pero también Ciudad de México porque hay un equipo de la defensoría de la Ciudad de México y evidentemente la CNDH”, indicó Jarab.

“Ver cómo podemos formular mejor nuestros mensajes hacia las autoridades tanto estatales, como federales para mejorar la situación de asistencia a este primer gran grupo de migrantes que —insistimos— contiene muchas familias con niños", agregó.

Jarab señaló que en el próximo sexenio se espera que los problemas como detenciones arbitrarias y violaciones a derechos humanos de migrantes que transitan por este País sean erradicados.

“Eso debe cambiar y esperamos que bajo el nuevo Gobierno vamos a ver los cambios positivos, y nuestra oficina que se dedica a la protección de los derechos de las personas migrantes seguirá con sus esfuerzos de contribuir a un cambio de políticas”, apuntó.