Sismos evidenciaron falta de mantenimiento a Monumentos históricos

Francisco RAMÍREZ

La restauración de los monumentos históricos dañados por los sismos de septiembre del 2017, tardará entre cinco y diez años, además que se pone en evidencia la falta de mantenimiento y el mal trabajo que se realiza a los mismos, reconoció la Fundación Alfredo Harp Helú quien destinó 700 millones de pesos para la reconstrucción.

A un año de la catástrofe que no sólo afectó municipios del Estado de Oaxaca, la Fundación Harp Helú instrumentó un programa de acción inmediata, así como una serie de proyectos a corto y largo plazo que servirán para apoyar en diversos ámbitos a las comunidades gravemente afectadas.

Entre las acciones que se emprendieron para lograr la ayuda inmediata destacan la apertura de cuentas bancarias para recaudar donativos; se implementaron circuitos para potabilizar agua y se aportaron fondos para la instalación de cocinas comunitarias.

En este sentido y por separado, el empresario y filántropo Alfredo Harp Helú hizo un llamado a los gobiernos estatal y federal para transparentar los recursos utilizados durante la reconstrucción por los sismos de septiembre del 2017.

En este sentido manifestó que la fundación que lleva su nombre, cuenta con 700 millones de pesos que continúan destinándose a diferentes causas como la reconstrucción de casas, monumentos históricos entre otros.

Reconoció que al menos la restauración de los monumentos históricos tardara entre cinco a 10 años, y es que reconoció que los movimientos telúricos evidenciaron no sólo la falta de mantenimiento en algunos sino el mal trabajo que se realiza en este aspecto.

En tanto la presidenta de la fundación, María Isabel Grañén Purrúa  precisó que se logró la aportación de más de 241 millones de pesos  de los cuales se aplican  172 para la reactivación de la economía de las zonas afectadas.

“Sabemos que el proceso de reconstrucción llevará varios años, pero nos sentimos satisfechos porque hemos aprendido a valorar la riqueza de la arquitectura ancestral de Oaxaca y estamos convencidos que nuestra labor contribuye a mejorar la calidad de vida de las comunidades”, sentenciaron los representantes de esta Fundación.