Sigue Juchitán colapsada a un año del sismo: Gloria Sánchez; encabeza ceremonia luctuosa

Juan Carlos MEDRANO

La presidenta municipal de Juchitán de Zaragoza, Gloria Sánchez López arremetió en contra de los gobiernos federal y estatal de Oaxaca por la falta de apoyo y atención a los damnificados por el sismo del pasado 7 de septiembre del 2017 que devastó gran parte de este municipio del Istmo de Tehuantepec.

Durante la ceremonia luctuosa que el Ayuntamiento juchiteco organizó y que no contó con ningún representante del gobierno federal o estatal; en lo que antiguamente fue el mercado Municipal de esta ciudad y que colapsó a consecuencia del movimiento telúrico, la Edil presentó un panorama desolador a un año de la tragedia y del único apoyo de la sociedad civil y de organismos privados.

Puntualizó que la magnitud de la tragedia de Juchitán se refleja en las 20 mil 120 viviendas censadas con diversos grados de afectación, de las cuales 8 mil 100 se encuentran reconocidas con daño total. Consideró que el número de afectaciones totales puede ser mayor, sin embargo, las reglas del Fonden impiden incluir como pérdida total viviendas que, si bien no colapsaron, registran severos daños que no se podrán reparar con el monto asignado.

La Munícipe dio a conocer que, de las 142 escuelas públicas, un total de 7 sufrieron un daño mayor y 91 un daño parcial. Recriminó que solo el Centro Escolar Juchitán se ha construido.

En materia de salud, dijo que el Hospital Regional que colapsó, a un año de la tragedia, continúa en vías de construcción.

Criticó que edificios históricos que albergaron a la biblioteca y mercado como el Palacio Municipal y la Casa de la Cultura y 8 templos católicos se colapsaron no han sido reconstruidos.

En materia económica, Sánchez López resumió que el comercio establecido sufrió pérdidas económicas de las cuales aún no se recupera. “El pequeño y mediano comercio damnificado no ha recibido el apoyo suficiente y necesario”, lamentó.

Advirtió un brote de enfermedades debido a que el mayor problema que enfrenta Juchitán y que no ha sido atendido es el drenaje el cual está colapsado en las 9 secciones de la ciudad. Existen brotes de aguas negras que corren en las calles y callejones y de acuerdo a la Comisión Estatal del Agua, para resolver el problema del drenaje y el tratamiento de aguas negras de Juchitán se requieren alrededor de 600 millones de pesos, citó.

Reprochó que los 120 mil pesos para pérdida total y los 15 mil para daños parciales son insuficientes para reconstruir o construir una vivienda digna.

RETRASO EN

ENTREGA DE APOYOS

En este panorama desolador, Sánchez López reveló que faltan por entregar recursos económicos a 5 mil 200 personas a quienes se censó en la segunda etapa en el mes de marzo del 2018. En este sentido, reveló que ayer jueves recibió un oficio de parte de la Secretaría de Gobernación informa que fueron autorizados 280 millones de pesos para apoyos para vivienda, lo cual es ínfimo su se toma en cuenta los daños en las regiones afectadas por el sismo del 7 de septiembre del 2017.

LUCRAN

EMPRESAS

La Edil arremetió contra las tiendas de materiales, a las cuales acusó de medrar con la desgracia de los damnificados.

Los materiales para la construcción como el cemento, varilla, grava, arena registran incrementos desmedidos sin que la Profeco frene a productores y comercializadores de estos materiales.

Eso sin contar a las constructoras que han proliferado en Juchitán para defraudar a los damnificados a quienes piden las tarjetas con la promesa de construir viviendas que no son edificadas.