Sanciona Profeco a Chedraui Xoxo por vender productos caducos

Juan Carlos MEDRANO

La Delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Oaxaca, aplicó una serie sanciones a la tienda departamental Chedraui, luego de que verificadores del organismo gubernamental detectará la venta de productos caducos en la tienda del Grupo Comercial ubicada en Santa Cruz Xoxocotlán.

Rebeca Cervantes Navarro dio a conocer que, ante la serie de quejas por parte de consumidores, se aplicó una revisión a los alimentos que expenden en ese establecimiento, detectándose la venta de productos vencidos.

La funcionara informó que “sí se encontraron algunos productos que incumplían con la normatividad”, por lo que se procedió a la inmovilización de los mismos.

“Los procesos siguen, y por el momento la información es reservada, y una vez agotados los procedimientos legales tendremos una resolución”, comentó la Delegada de Profeco.

Explicó que las sanciones previstas van de los $600 pesos a los más de $2 millones de pesos, dependiendo de la gravedad de la infracción.

Durante la inspección se detectó la venta de alimentos caducados, como pollo y huevo.

Cervantes Navarro adelantó que verificadores e inspectores de Profeco visitarán las diferentes sucursales de Chedrahui en la ciudad de Oaxaca de Juárez y en las regiones, para realizar una investigación a fondo toda vez que se pone en riesgo la salud de los consumidores oaxaqueños.

Indicó que, para evitar la comercialización de los alimentos caducos, la Profeco colocó sellos en los mismos y se ordenó el retiro inmediato de la carne de pollo y huevo.

Insistió que a raíz de una serie de denuncias fue como se detectaron varios productos caducos en Chedrahui, los cuales inmovilizaron, pero acotó que la investigación al respecto se inició.

Destacó la importancia de la participación ciudadana en la labor de la Procuraduría, pues sin las denuncias ni observaciones de las personas no podrían cubrir todos los sectores: “Necesitamos la denuncia para poder darles mejores resultados en la protección de sus derechos como consumidores”.

La funcionaria federal aseguró ya haber tenido contacto con el representante legal de la tienda; sin embargo, la suspensión de actividad comercial no se retirará hasta que entreguen la documentación con que subsanan las irregularidades además de la multa económica.

Desde la perspectiva de la dependencia federal este tipo de situaciones están pasando por dos razones, la primera porque los consumidores no están leyendo las etiquetas ni fechas de caducidad antes de llevarse el producto a casa; y segundo, porque la empresa no ha implementado un sistema de control de calidad que le permita monitorear y eliminar de piso este tipo de productos que atentan a la salud de las personas.