Saldrá México adelante del reto que representan elecciones del 2018: Presidenta del TEPJF

Montserrat Castellanos

Janine Madeline Otálora Malassis, magistrada presidenta de la Sala Superior del TEPJF, previó que las elecciones del próximo año serán las “más grandes, complejas, y quizá, las más competidas de nuestra historia, que nos permiten vislumbrar retos importantes para la justicia electoral y de los cuales México saldrá adelante”.

Entrevistada luego de participar en la clausura del seminario "Los aprendizajes y retos para una democracia paritaria", organizado por el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), la Magistrada Presidenta de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), reconoció que la jornada electoral “va a ser un proceso complejo porque se va a renovar la Presidencia de la República, las dos cámaras del Congreso, elecciones en 30 entidades”.

Sin embargo, pese a que por vez primera en la historia se van a juntar procesos convirtiéndolos en algo complejo, “México saldrá adelante de estas elecciones sin problemas”.

Cuestionada sobre la “polarización” política existente en el ambiente electoral y sobre qué tanto esto podrá complicar la jornada electoral, la Magistrada Presidenta de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), afirmó que el simple hecho de estar en democracia implica polarización, por lo que no advirtió riesgo alguno.

Por el contrario, Otálora Malassis meditó, serán elecciones competidas lo cual es sano para la democracia.

Aseguró que el proceso electoral de 2018 pondrá a prueba la solidaridad de los órganos electorales, los partidos, instituciones gubernamentales y la ciudadanía, porque el momento “es complejo y difícil”, no sólo por la coyuntura política, sino porque está “marcado por altos niveles de desconfianza en las instituciones, corrupción, crecientes desigualdades sociales, crisis económica e inseguridad”.

Dijo que las elecciones del próximo año serán las “más grandes, complejas, y quizá, las más competidas de nuestra historia, que nos permiten vislumbrar retos importantes para la justicia electoral”.

Insistió en que “la democracia es receptora de la decepción generada por el actuar de las autoridades públicas. Esto merma la confianza y la participación de la ciudadanía en los procesos electorales”.

Al declarar que el Tribunal está preparado para realizar los procesos electorales del próximo año con “firmeza e independencia, para impartir justicia que dé certeza a la democracia”, reconoció que “el país merece instituciones fuertes, legítimas y con credibilidad, así como procesos electorales íntegros”, porque ese es uno de los clamores contundentes e ineludibles en México.

Con relación al seminario "Los aprendizajes y retos para una democracia paritaria", en el cual mujeres de comunidades indígenas externaron y denunciaron las vejaciones de las cuales han sido objeto en su intento por alcanzar el poder público, la Magistrada celebró este tipo de encuentros pues permite a los órganos electorales aprender de ellas, “eso es lo importante y es lo que fortalecerá el trabajo de las instituciones para saber qué es lo que tenemos que corregir, escuchando a quienes padecen los problemas estructurales de la sociedad”.

Enviar una respuesta