Rezagos laborales en universidades públicas, producto del centralismo: Rector UABJO

Las huelgas en las instituciones de educación superior, como la que ahora vive la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO), son resultado de las inequidades generadas por el centralismo histórico que ha distorsionado la forma de organización social y la distribución de beneficios entre la población mexicana, afirmó aquí el rector, Dr. Eduardo Bautista Martínez, en el foro “Implicaciones de la obligatoriedad y gratuidad de la educación superior en México”.

Convocados por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) para continuar el análisis que permita la reforma de los artículos 3, 31 y 73 de la Constitución federal sobre educación, el rector Bautista subrayó que las huelgas también son producto de desigualdades de carácter estructural, así como de décadas de políticas y planeación ineficaces.

Ante especialistas en el tema educativo de la UNAM, UAM, El Colegio de México y universidades de diversas entidades de la República, refirió que las y los trabajadores de la UABJO tienen los salarios más bajos a nivel nacional, con ingresos de 40 pesos por hora-clase, en el caso de los académicos, y menos de 2 mil pesos quincenales para los administrativos.

Consideró que esto también es producto de los rezagos que se han ido acumulando y parte de estas decisiones políticas que promueven los desequilibrios entre el centro, norte y sur, pero igualmente en cada una de las entidades federativas.

Además, tiene que ver con el esquema de financiamiento para la toma de decisiones y la asignación de subsidios diferenciados entre unas y otras universidades, pero “ya no podemos seguir así; es importante revertir esta situación y lo que se requiere en este momento es de voluntad política”.

El Rector de la UABJO sostuvo que no puede continuar esta tendencia de ampliar las brechas entre universitarios de primera, que reciben todo el financiamiento del Estado, y universidades de segunda o de tercera que viven en condiciones de precariedad.

“Es el momento para generar cambios y promover la gran transformación no sólo desde arriba hacia abajo, como lo señala el presidente Andrés Manuel López Obrador, sino a partir de los esfuerzos que podamos hacer concurrir en nuestras institucionales educativas”, subrayó.

EQUIDAD E INCLUSIÓN

Participante en la mesa 3 para hablar de “La obligatoriedad y gratuidad de la educación superior y su relación con la equidad y la inclusión social”, el rector Bautista señaló que la inclusión y la equidad no dependen de la voluntad de una sola persona, sino de la comunidad en su conjunto para hacer las cosas de manera distinta e ir construyendo una política pública más efectiva, que atienda con mayor precisión y alcance este reto que sigue presente.

Refirió las diferencias abismales entre las Universidades Públicas Estatales (UPE´s), que concentran el 70 por ciento de la población estudiantil en educación superior, sin considerar el universo de las privadas que alcanzan el 30 por ciento de la matrícula.

En términos de cobertura citó indicadores de la Secretaría de Educación Pública (SEP) que señalan que la Ciudad de México alcanza más del 97 por ciento de atención y presupuesto, mientras que entidades como Oaxaca difícilmente sobrepasan el 20%, y “si la media nacional está en el 38%, la entidad que represento queda por debajo de la media nacional”, puntualizó.

Señaló también las brechas regionales a una escala más amplia, en el contexto de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), de la cual nuestro país es integrante.

En términos de asignación de gasto público federal en educación superior y en ciencia y tecnología como porcentaje del producto interno bruto (PIB), dijo que México se ubica por debajo del promedio de los países de la OCDE, con una asignación en el 2017 del 0.87% (ANUIES, 2018).

En el análisis participaron la Dra. Marion Lloyd, del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la UNAM; Dra. Angélica Buendía Espinosa, del Departamento de Producción Económica de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco (UAM-X); Dr. Sebastián Plá Pérez, del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la UNAM.

Igualmente, el Dr. Patricio Solís Gutiérrez, del Centro de Estudios Sociológicos de El Colegio de México, y el Dr. Carlos Faustino Natarén Nandayap, rector de la Universidad Autónoma de Chiapas, bajo la moderación de la Dra. Graciela Messina, del Observatorio del Derecho a la Educación y la Justicia (ODEJ).