Restaura INAH sandalias prehispánicas encontradas en Oaxaca

Montserrat CASTELLANOS

Cinco sandalias de niños confeccionadas hace aproximadamente 500 años, provenientes de la Colección Frissell del Museo de Arte Zapoteca, ubicado en Mitla, Oaxaca, fueron restauradas por expertos del INAH.

Se trata de ejemplares relevantes, pues son pocos los ejemplos que aún se resguardan de calzado prehispánico, valoró, según un comunicado difundido por el Instituto, Gloria Martha Sánchez, responsable del Laboratorio de Conservación Arqueológica de Materiales de Origen Orgánico de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural de la dependencia.

Sin embargo, se desconoce el contexto arqueológico en que fueron halladas las piezas.

Se piensa que proceden de algún abrigo rocoso de los Valles Centrales, cuyas condiciones ambientales habrían favorecido la preservación de los materiales, todos orgánicos, por lo que no se puede especificar con certeza su antigüedad, pero, por la tecnología que presentan, se presume que deben de tener más de 500 años.

Son en total cinco sandalias (individuales e impares) con medidas van de 7 a 16 centímetros de largo.

Ante de ser restauradas, presentaban fibras rígidas y quebradizas, con pérdida de material a causa de roturas y ataques de animales menores que royeron los objetos, además de faltantes de cuerdas o amarres de sujeción, así como calcañales o taloneras.

En las culturas mesoamericanas, el uso del calzado era un distintivo de condición social, y se restringía a nobles, guerreros, comerciantes y, por supuesto, a los gobernantes; de las mujeres e infantes, poco se sabe.