Rescatan a directivos españoles de eólica Gamesa retenidos en Juchitán

Juan Carlos MEDRANO

La retención de un grupo de seis personas entre ellas dos de nacionalidad española y altos directivos de la empresa de energía eólica “Gamesa Energía” S.A., de C.V., en la ciudad de Juchitán de Zaragoza por comuneros de esa municipalidad se suma a las agresiones que personas de nacionalidad ibérica han sufrido en la última semana. Cabe recordar que recientemente sujetos desconocidos secuestraron y asesinaron a María Villar quien era sobrina del presidente de la Federación Española de Futbol, Ángel María Villar.

La noche de este jueves, un grupo de personas encabezadas por Francisco López Sánchez (a) “Chico Chente” arribaron a las oficinas de la empresa “Gamesa Energía” ubicadas en la avenida 5 de Mayo de la Primera Sección, de Juchitán de Zaragoza.

Al arribar a las oficinas, el grupo retuvo en su interior a directivos de la compañía,  de nombres Jesús Abril Medina y David Manzo (ambos de nacionalidad española), a quienes les  exigieron el pago de 500 mil pesos.

Los manifestantes, informaron que exigían tal cantidad de dinero pues la empresa “Gamesa Energía”, obtiene “mucho dinero y debe ser repartido para el pueblo, así como también para no llevar a cabo el bloqueo de su parque eólico”.

Sin embargo, los directivos lograron comunicarse a sus oficinas en la ciudad de México,  donde el personal solicitó la intervención de la Policía Federal, de  donde  dieron  la instrucción para que el personal de la corporación policíaca destacamentado en la región del Istmo, llevara a cabo el rescate de los directivos.

En el operativo de rescate participaron 30  elementos del Fuerza Especial de Reacción Inmediata (FERI) de la Fiscalía General del estado quien logró liberar a los empresarios.

Cabe mencionar que los directivos de la empresa manifestaron que el grupo de sujetos que los intentó extorsionar no portaban armas  de fuego, y estos  al ver el movimiento policiaco huyeron del lugar sin ser detenidos.

Los directivos fueron trasladados al hotel Santa Cecilia, en donde son custodiados por los elementos policiacos, mismos que no sufrieron ningún daño físico.

Enviar una respuesta