Reinician disputas diputados de Morena en Congreso de Oaxaca


Juan Carlos MEDRANO

La tarde de ayer martes se reavivaron las pugnas internas entre la fracción parlamentaria de Morena en la LXIV Legislatura local, luego de que el grupo minoritario de ese instituto político conocido como el “Grupo de los 9”, irrumpiera en la reunión de la Jucopo para exigir una representación en el órgano de gobierno del Poder Legislativo porque “tienen derecho”.

Alrededor de las 18:30 de la tarde, cuando los coordinadores parlamentarios que conforman la Junta de Coordinación Política (Jucopo) realizaban la reunión previa a la sesión de este miércoles en la sala de juntas de la Coordinación, se presentó el denominado “Grupo de los 9” quienes irrumpieron para entregar un escrito donde exigían se les otorgue un espacio dentro del órgano de gobierno, además de participar en las reuniones.

La irrupción de los legisladores Ángel Domínguez Escobar, Othón Cuevas, Leticia Socorro Collado, Pavel Meléndez, Hilda Graciela Pérez Luis, Inés Leal Peláez, Arcelia López Hernández, Griselda Sosa Vásquez y Luis Alfonso Silva Romo provocó que los coordinadores parlamentarios los llamaran al orden y reprocharan la manera como interrumpieron en la reunión.

De acuerdo al segundo punto del oficio entregado, “los suscritos representamos el 23.8% de los integrantes del Congreso del Estado en esta legislatura y por tanto, según lo dispone el artículo 44 primer párrafo de la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado Libre y Soberano de Oaxaca, mismo que determina la naturaleza de la Junta de Coordinación Política; que consiste en la búsqueda de acuerdos entre los diputados para la mejor realización de los fines legislativos para el mejor ejercicio de las facultades conferidas al pleno, siendo menester se nos confiera una representatividad en dicho órgano colegiado en función de la expresión de la pluralidad del congreso”.

Cabe precisar que la Junta de Coordinación Política solo la pueden integrar los líderes de las bancadas, por lo que el G-9 está imposibilitado, a menos de que los nueve diputados se adhieran otra fracción parlamentaria, formen otra bancada ilegal de diputados independientes, o en un “golpe de estado” desconozcan a Laura Estrada como coordinadora de la bancada de Morena y nombren a su propio pastor o pastora con el respaldo de diputados del G-16.

Tras el altercado, los Coordinadores Parlamentarios explicaron al G-9 que el otorgarles un espacio en la Jucopo, provocaría una ilegalidad, y se perderá la esencia de la Jucopo.