Registran hogares oaxaqueños los más bajos ingresos

Juan Carlos MEDRANO

La problemática financiera que enfrenta el país, provocó que Oaxaca se colocará como una de las tres entidades donde los ingresos trimestrales de los hogares fueron los más bajos del país comparado con entidades del norte de la República.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), Oaxaca junto con Chiapas y Guerrero son las entidades que registran desde 2018 los más bajos ingresos.

Así Chiapas fue la entidad con menores ingresos, al registrar percepciones trimestrales promedio de 26 mil 510 pesos, en segundo sitio se ubicó el estado de Guerrero con los más bajos ingresos, con 29 mil 334 pesos, mientras que Oaxaca ocupó el tercer puesto entre los peores ingresos, con 31 mil 592 pesos trimestrales por hogar.

El organismo explicó que la desigualdad de los ingresos de los hogares en las diferentes entidades federativas es determinante para que los ingresos por hogar en 18 de los 32 estados quedaran abajo del promedio nacional.

Las tres entidades contrastan con la Ciudad de México, la cual se colocó en la cúspide con ingresos de 79 mil 85 pesos por trimestre, una diferencia de 52 mil 575 pesos entre entidades.

Clasificados por fuente de origen, los ingresos obtenidos a través del trabajo (sueldos, comisiones, propinas, etcétera), los hogares de Quintana Roo fueron los que tuvieron mayor porcentaje y el producto de su trabajo representó 74.9 por ciento de sus ingresos totales, contra 67.3 por ciento del total.

Los hogares oxaqueños fueron en donde los ingresos por trabajo alcanzaron la menor participación, con sólo 60.52 por ciento en promedio.

Otro importante ingreso que tienen los hogares mexicanos son las transferencias, ya sea las que provienen de apoyos gubernamentales o las de los mexicanos que trabajan fuera del país.

En este rubro, Zacatecas encabezó la lista pues el ingreso por transferencias representó 21.5 por ciento de los ingresos totales de los hogares, contra un promedio nacional de 15.4 por ciento.

No obstante, en términos monetarios, los hogares de Sinaloa fueron los que mayores transferencias recibieron al captar ayudas por 11 mil 36 pesos, contra 7 mil 628 del promedio nacional; sin embargo, esas transferencias sólo representaron 19.9 por ciento del ingreso total de los hogares sinaloenses.

Además de las diferencias que existen en los ingresos corrientes por entidad, la desigualdad entre los ingresos de hombres y mujeres es muy alta.

Mientras que el ingreso promedio trimestral de los varones fue de 21 mil 962 pesos, el de las mujeres apenas llegó a los 13 mil 595 pesos. Esto significa que los ingresos de los hombres superaron por 61.6 por ciento los obtenidos por las mujeres.

La mayor diferencia de género se registra entre los grupos de mayor edad. Así, los hombres de 60 años y más tuvieron ingresos 88 por ciento superiores a los de las mujeres de su mismo rango de edad.