Pugna interna, discrepancia en la basificación de trabajadores municipales

Francisco RAMÍREZ

Trascendidos sobre la basificación de trabajadores en el municipio capitalino sólo responde a la “calentura” previa al relevo interno que habrá de darse en el Sindicato Autónomo de Empleados y Trabajadores al Servicio del H. Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez; se desmarcan integrantes del Sindicato Libre.

En este sentido y con respeto a la vida interna de los sindicatos que reconoce el gobierno de la ciudad de Oaxaca, Marcelino Coache Verano, integrante del Sindicato Libre, expuso que hay una situación de un cambio en el comité ejecutivo y esto ha venido destapando un conflicto interno en el cual se trata de poner en mal a la actual dirigencia de este sindicato.

Esta situación ha venido trastocando la vida interna de los demás sindicatos, por lo que toda esta guerra que se ha dado en torno a la basificación de empleados municipales, se ha tomado como una bandera por parte de un grupo que busca la dirigencia de esta organización.

Es por ello que habría que dejar en claro que toda esta situación es un “problema intersindical”, por lo que los demás sindicatos, “nos deslindamos de toda esta guerra que se ha generado”.

Respetando la vida interna de cada sindicato, Coache Verano, recordó situaciones que se han generado en torno a este proceso que se da cada dos años, después de sostener una negociación con la parte patronal, el municipio.

“Anualmente los sindicatos –cinco en el municipio- realizan la revisión salarial y cada dos años una revisión contractual, mediante este último se genera el crecimiento poblacional base, pero esto no se da a gran escala porque con la Reforma Hacendaria, prácticamente no da una libertad de basificación al Ayuntamiento, cortando así la libertad económica para gastar en nómina”, acotó.

Al tiempo que insistió que un conflicto interno sindical, es lo que ha desatado este golpeteo, no sólo contra funcionarios municipales, sino también a los demás sindicatos que no tienen nada que ver en este asunto.

Insistió que en caso de darse alguna irregularidad en torno a la basificación de trabajadores, el Sindicato Libre será uno de los primeros en denunciar esta situación anómala, tal y como sucedió en la administración de Luis Ugartechea Begué.

“El Ayuntamiento no puede hacer ningún movimiento sin no intervienen antes los sindicatos”, recalcó y no se justificaría actuación alguna si no se hace todo dentro del marco legal de la revisión contractual.

Recordó que el número de personal basificado, cada dos años, es proporcional y en este año coincidentemente se da, con el término de la administración de José Antonio Hernández Fraguas, por lo que este proceso sólo puede llegar a beneficiar en términos generales a 15 o 16 trabajadores.