Propone Pablo Escobar despenalización de drogas en México

Valiente es aquel que no la prueba, valiente es aquel que es capaz de decirle no a las drogas

Juan Pablo Escobar Henao

hijo del narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria

Juan Carlos Medrano

Juan Pablo Escobar, hijo del narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria, planteó ayer aquí, la liberación de las drogas como una opción para enfrentar al narcotráfico, pues la prohibición no funcionado.

Entrevistado en la ciudad de Oaxaca de Juárez donde este martes impartirá una conferencia motivacional a jóvenes y adolescentes, invitado por la fundación “Lo que de verdad importa”, de España, Sebastián Marroquín que es hoy en día el nombre que emplea y quien dice que a su padre sólo se parece en la papada, consideró que enfrentar al crimen organizado con las armas a través del ejército, tampoco ha dado resultados.

En este sentido, planteó revisar las reglas para la legalización de las drogas en México, “porque la prohibición no es el camino”.

“Si prohíbes los tacos en México mañana tienes el cartel del taco, por eso es necesario revisar las reglas para la legalización”, expuso el arquitecto de profesión, diseñador industrial, conferencista y escritor.

Juan Pablo Escobar Henao (su verdadero nombre) quien heredó de su padre además de la genética, pero no los millones de pesos de su fortuna, sino un peso muy grande sobre sus espaldas, con el cual lidia todos los días, profundiza en que la sociedad en general se dé la oportunidad de revisar las reglas del juego que desde el siglo pasado lo único que proponen es violencia a través de sus leyes y reglas.

“Siento que es momento que la humanidad se dé el permiso y espacio de aprender a convivir con el flagelo de las drogas, pero a través de la educación, y no a través de la violencia como los está matando hoy en día en las calles”.

Consideró que el uso de la fuerza no es la solución y para ello cita: prohibamos los tacos en México y vas a tener el cartel del taco y vas a tener la misma violencia que por la cocaína, el problema no es el producto el problema es la prohibición.

Advierte que la paz es posible en México y no solo en teoría, “es algo que se puede alcanzar, solamente se requiere una elección y conciencia”.

El hijo del narcotraficante más famoso, dice oponerse a las series de narcotraficantes. “No me opongo a que se cuenten historia relacionadas con el narcotráfico, pero sí a que se cuenten glorificando la actividad criminal”, señala.

Añade: veo que no son fieles a la verdad, que se inventan cosas sobre mi familia, sobre mi padre, sobre hechos incluso que son verificables y te das cuenta de que en la serie los muestran como no ocurrieron. Eso no contribuye a que se deje el verdadero mensaje que nos debe quedar como sociedad después de haber atravesado por estas experiencias.

70% DE JÓVENES

DESEAN SER NARCOS

Acompañado de Pilar Canóvas directora de Proyectos Internacionales de la fundación “Lo que de verdad importa”, de Adriana Macías autora de libros y mujer que nació son brazos y de Kitimbwa Lukangakye conferencista internacional, rechaza que la actual generación de jóvenes sea una generación pérdida, pero reconoció que está permeando en ellos la cultura del narcotráfico.

Narró que en una ocasión fue invitado a dar una conferencia en una comunidad de nuestro país, donde la autoridad municipal le reveló que de acuerdo a una encuesta aplicada a sus 18 mil estudiantes donde se les cuestionó ¿qué deseas ser cuando egreses? el 70% mostró su interés de ser narcotraficante o sicarios.

“Si no nos ponemos las pilas, no se puede hablar de una generación pérdida, pero si vamos a dejar pérdida esta generación porque están metidos en los dispositivos electrónicos donde se les muestran historias”.

EDUCACIÓN E INFORMACIÓN

CLARA VS NARCOSERIES

En este sentido, llamó a las autoridades gubernamentales, profesores y padres de familia para que informen a los jóvenes y sepan distinguir entre la verdad y la ficción por más que se la vendan como verdad.

Lamentó que hoy los jóvenes estén siendo bombardeados con mala información.

“Es urgente que alguien les avise que lo que están viendo es mentira y te das cuenta de manera inmediata del cambio, de su actitud hacia la vida, yo cuando les cuento que eso es mentira y que nada de eso es bonito ni es como se los están pintando hay un cambio”.

Muchos políticos no creen en el mensaje, se debe preguntar a los jóvenes, nosotros encuestamos a 15 mil jóvenes y les preguntamos qué pensaban de las series, si era positiva o negativa y si después de escuchar mi historia de vida querían salir a disparar o por una bandera de paz y el 97.3% de ellos entendieron el mensaje positivo, el otro 2.3% se quejó de que no había agua y comida.

Por más que vuelvan a sus casas, ya no creerán lo mismo a las series de televisión y a la serie de mentiras que les venden, agregó.