Propone Irineo Molina sanción a quien retarde aplicación de recursos

Para evitar la generación de subejercicios en la inversión pública y con ello retardar el desarrollo de las entidades, Irineo Molina Espinoza propuso sancionar a los funcionarios que retrasen por omisión o negligencia, la aplicación de recursos públicos.

En su iniciativa, el diputado federal por el distrito 01, con sede en Tuxtepec, Oaxaca, pidió incluir en la fracción IX del artículo 114 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, una disposición para sancionar a los funcionarios o servidores públicos que por negligencia en el desempeño de su encargo o que de forma deliberada eviten, condicionen, dificulten o retrasen la asignación o entrega de recursos públicos para que no sean ejercidos oportunamente.

En tribuna, Molina Espinoza precisó que dichos recursos deben ser aplicados de acuerdo con los calendarios presupuestales para evitar que se realicen actos u omisiones que dificulten la posterior fiscalización de los mismos.

Esta modificación legislativa --abundó--establece una descripción más precisa de este tipo de conductas, para que sea considerada como una Falta Administrativa Grave y como tal se sancione.

Añadió que el objeto principal de su propuesta es que se cumpla la función de los servidores públicos ejecutores de gasto, contribuyendo al ejercicio del Presupuesto de Egresos conforme a los objetivos y metas.

“Con la propuesta presentada, cumplimos con nuestra tarea de promover la conducción eficaz de la política económica nacional y la rendición de cuentas, no tolerando la generación de subejercicios”, subrayó.

También, Molina Espinoza dijo que al recibir el paquete económico 2019, propuesta del titular del poder ejecutivo, coadyuvará con observaciones y aportaciones, "con el fin de contribuir en la construcción de un presupuesto de egresos que busque resolver los grandes problemas que existen en nuestro país.

“Esta tarea requerirá de un ejercicio democrático y de buena Gobernanza que pasa por escuchar a autoridades municipales, gobernadores y distintos sectores de nuestra sociedad para garantizar un presupuesto participativo. Por ello, es una necesidad apremiante que quienes tengan la obligación de aplicarlo lo hagan de manera responsable para así obtener los resultados que la sociedad y el país necesitan, y de no ser así, contemos con este instrumento para sancionar a todo funcionario o servidor público que por ineficiencia o negligencia genere subejercicios", finalizó.