Propone ex ministro de Economía boliviano modelo económico de Evo Morales para AL

Juan Carlos MEDRANO

El ex ministro de Economía boliviano, Luis Alberto Arce Catacora defendió el modelo económico que el depuesto presidente Evo Morales aplicó que aquella nación sudamericana durante 14 años y que permitió elevar el nivel de vida de los ciudadanos de aquel país.

En conferencia de prensa ofrecida en la capital oaxaqueña y acompañado del ex embajador de Bolivia en México, José Crespo Fernández; expuso los avances y logros económicos que el gobierno de izquierda logró en Bolivia, “el país que antes de Evo Morales era considerado el segundo país más pobre de todo el continente americano”.

El ex ministro de Economía quien permaneció en el cargo durante los últimos 12 años hasta la salida de Evo Morales de la Presidencia de aquella nación, festinó que el modelo económico boliviano haya combatido y acabado con el neoliberalismo.

En este sentido, sugirió que el modelo económico de Bolivia podría aplicarse en México, como en su momento se tomó de ejemplo en naciones como Argentina, Brasil e incluso Venezuela.

El modelo económico boliviano retoma el control del Estado sobre las principales riquezas naturales, fue la base de todo el desarrollo social que Bolivia presentó durante los años que gobernó la izquierda el país; hoy la lucha entre el modelo económico neoliberal y el modelo económico nacionalista y progresista es la que se expresa en el golpe de estado realizado contra el gobierno de Evo Morales, expuso.

Arce Catacora es no de varios exfuncionarios bolivianos que han recibido asilo político en territorio mexicano en el último mes, incluido el presidente dimitente Evo Morales.

El considerado artífice del crecimiento económico de Bolivia, explicó que la idea principal pasa por profundizar el modelo económico social comunitario productivo incrementando la actividad productiva y redistribuyendo el ingreso entre los bolivianos, beneficiando a aquellos sectores que requieren ayuda estatal y dotándoles de condiciones para mejorar su calidad de vida y oportunidades.

El ex ministro enfatizó que urge profundizar las políticas redistributivas del ingreso y entre los sectores económicos; profundizar la industrialización de los recursos naturales.

Planteó el incremento de la productividad en todos los sectores económicos, especialmente en el sector agropecuario. Asimismo, sugirió erradicar la pobreza, mejorar los niveles de inversión pública y aumentar la inversión privada doméstica y extranjera; mejorar la eficiencia de la inversión pública y privada; mejorar las condiciones de empleo incentivando la contratación de personal profesional y sin discriminación de género o raza.

Se pronunció por la reducción gradual de la informalidad. Señaló necesario incentivar el turismo, la gastronomía y la tecnología, esta última con énfasis en la dirigida hacia la producción.

Finalmente, planteó mejorar la calidad alimenticia y la salud de la población.