Presentan “Bennu” nueva marca de mezcal artesanal

Juan Carlos MEDRANO

Productores de mezcal artesanal de San Dionisio Ocotepec, Tlacolula; encabezados por Justino García Cruz, presentaron el fin de semana una nueva marca de la bebida espirituosa denominada “Bennu”.

Durante la presentación del mezcal, el mezcalero Justino García Cruz destacó que “Bennu”, es una marca y sabor único que desde hace 18 años empezó a producirse en San Dionisio Ocotepec y pretenden que la marca sea reconocida tanto a nivel local, nacional e internacional.

“Del corazón del agave sometido al fuego místico, renacemos para purificar nuestras almas y renovar nuestras vidas”: iniciaron con un vídeo promocional dónde explicaron el proceso de la elaboración del mezcal, desde la siembra del maguey, tipo, cosecha del agave, cocción, elaboración y envasado del mezcal”, expresó.

Recordó que el mezcal se ha convertido en una de las bebidas de moda en todo el mundo, principalmente en los restaurantes de ciudades cosmopolitas del mundo, pues se trata de una misteriosa bebida, elaborada con un destilado artesanal.

Informó que, en la elaboración del mezcal, participan personas de la localidad y más de 50 familias, las cuales viven de la producción del mezcal Bennu.

García Cruz admitió que ha sido difícil estar constantemente en la elaboración del mezcal, pero hasta ahora, con el apoyo de la ciudadanía, surgió “Bennu”, la cual pretende ser partícipe en el desarrollo de la localidad, el estado y del país.

Insistió que la elaboración del mezcal es todo un arte, como muchas de las bebidas antiguas, hay mucho de leyenda y de misterio alrededor de su origen y elaboración.

El mezcal es creado a partir de la diversidad de especies de agaváceas, familia de plantas endémica del continente y en especial de Oaxaca.

Lo interesante es probar esos fragmentos de agave cocido, fibrosos, pero con una gran cantidad de jugo azucarado, llenos de distintivos aromas a maguey y notas ahumadas, un gran referente gustativo que puede ser correlacionado en el producto final.

Una vez que se muelen los agaves, el jugo y fibra obtenido son depositados en grandes toneles de madera en dónde se les añade agua y se les deja fermentar de forma natural entre diez y quince días dependiendo de las condiciones de la cosecha.

Una vez que el maestro mezcalero determina que se ha alcanzado la fermentación completa de la “tina”, inicia el proceso de destilación.

Mencionó que la experiencia será una seducción y se podrán reencontrarse con vida mágica y misteriosa.

Justino García Cruz, maestro de mezcal, precisó que “Bennu” es una bebida que renace como él, que viene de una familia de mezcaleros.