Premio Latinoamericano al Buen Gobierno indigna a la sociedad

Francisco RAMÍREZ

Esta capital vive en condiciones inexistentes de servicios, alumbrado, limpieza, seguridad, que son propios de la falta de gobernanza y una mala administración municipal, por lo que el premio Latinoamericano al Buen Gobierno que recibió el municipio de Oaxaca de Juárez en Punta del Este, Uruguay, solo indigna más a la sociedad, apuntó la regidora de Igualdad y Derechos Humanos, Bárbara García.

"No puedo creer tanto cinismo" reprochó la concejal al tiempo de hacer un análisis de lo que ha sido la administración y en la cual temas como "el regalar a Hugo Jarquín el refugio de mujeres víctimas de violencia".

"No solo recordaría su hazaña, también está la alerta de violencia de género", subrayó la integrante del Cabildo de Oaxaca de Juárez quien al mismo tiempo hace referencia la violación a los derechos humanos que hicieran policías municipales al inicio de la administración y que a la fecha no ha sido sancionado aun cuando el tema ha pasado en repetidas ocasiones.

García Chávez insiste: "Voy a opinar en relación a las acciones de 'equidad de género'... su responsabilidad por el comodato ilegal de entregar el refugio y por las condiciones de inseguridad que afectan mucho más a las mujeres poniendo en riesgo su integridad y la vida".

Durante la pasada semana, el presidente municipal de Oaxaca de Juárez, José Antonio Hernández Fraguas tomó parte de la Reunión Ejecutiva y Asamblea de la Federación Latinoamericana de Ciudades, Municipio y Asociaciones Municipalistas (FLACMA) en el marco de la Cumbre Hemisférica de Alcaldes y Gobiernos Locales en Punta del Este, Uruguay.

En dicha reunión el Consejo Rector de la FLACMA decidió otorgar el Premio Latinoamericano al Buen Gobierno al municipio de Oaxaca "gracias al manejo responsable de las finanzas públicas, políticas de austeridad y por el ejercicio de un gobierno eficiente y transparente".

"Además orquestar este premio sólo indigna más a la sociedad de esta capital que vive en condiciones de inexistentes o en el mejor de los casos, con malos servicios de alumbrado, limpieza, seguridad, que son propios de la falta de gobernanza y mala administración municipal".

En este sentido hace hincapié en el estado que guardan calles y avenidas, la incesante ola de robos y violencia, la creciente mendicidad en el primer cuadro de la ciudad, el comercio informal, la anarquía que viven zonas como la Central de Abasto o colonias que no cuentan con los servicios básicos.

García Chávez no deja resaltar las situaciones que han venido dañando la imagen de una ciudad patrimonio mundial que durante los dos últimos años las condiciones de la ciudad están en peor.

Finalmente y en este sentido, coincidió con lo expresado por su homóloga María de la Luz Ramírez Hernández donde tal parece que al primer concejal se le olvido su compromiso adquirido con la ciudadanía y a cuatro meses de cumplir su gestión ha dejado abandonado el cargo.