Políticas contra violencia de género debe alcanzar a hombres

Francisco RAMÍREZ

Programas y políticas públicas NO están dirigidas a los varones, son específicamente dirigidas a las mujeres por el tema de la violencia de que son objeto, por ello el exhorto que se hace a dependencias del orden estatal para que se incluya dentro de las mismas y se diseñen nuevas estrategias dirigidas a los varones.

En este sentido la diputada Adriana Atristaín Orozco destacó que la violencia de género, debe entenderse como “toda violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quiénes sean o hayan sido sus cónyuges o quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad”.

Por lo que las políticas Públicas que se ponen en funcionamiento por órganos del estado, organismos civiles, órganos autónomos  y otros con el fin de su difusión, debe de llegar al mayor número de personas posibles y deben de ser tendientes a prevenir, erradicar y sancionar esa violencia.

Indicó que la mayor parte del tiempo “nos olvidamos que NO son ellas quienes cometen los actos de violencia, sino las que los sufren, pero los programas y acciones van dirigidos solo a la mujer, NO dirigidas a los varones, quienes ejercen la violencia hacia las mujeres.

“Son ellos quienes las matan, son ellos quienes las violan, son ellos quienes las golpean, no veo salvo el de personas que están sujetas a proceso o han  sido sentenciada y como parte de la pena aplicada se ordene su rehabilitación y tratamiento psicológico, por lo que a las víctimas las seguimos victimizando y los victimarios bien gracias”.

Atristain Orozco reiteró que la violencia no es natural, no se hereda, no es una forma de enfrentamiento adecuada, tampoco podemos erradicarla asignándole poder a la mujer, pues también estaríamos ante relaciones asimétricas de poder.

Recalcó que la violencia cometida en agravio de las mujeres impide su desarrollo individual y social, anula su personalidad e impide su plena e igualitaria participación en todas las esferas de la vida, a ello se suma que cuando la padece y existe impunidad, se refuerza la discriminación sobre ella.

“Las estrategias que se deben implementar, precisamente para abatir la violencia de género, deben de incluir a los varones en las políticas públicas y programas gubernamentales diseñados específicamente para las mujeres y revertir la triste realidad de lo que acontece no solo en Oaxaca, sino en todo el país.

Es por ello que exhortó a los titulares de la Secretaría de la Mujer, Secretaría de Asuntos Indígenas, Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante, Fiscalía General del Estado, Secretaria de Seguridad Pública, Secretaría de Administración del poder ejecutivo, Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, para que en el ámbito de sus atribuciones y en la ejecución de sus programas y políticas públicas tendientes a prevenir, erradicar y sancionar la violencia en agravio de las mujeres,  se incluya dentro de las mismas a los varones.