Pide IAIPO a Gobierno de Oaxaca transparentar ayuda a damnificados por sismos

Juan Carlos MEDRANO

El comisionado responsable del desarrollo del tema de Gobierno Abierto en el IAIPO, Francisco Álvarez Figueroa consideró que la tragedia de los sismos del 7, 19 y 23 de septiembre abre la posibilidad de hacer del Gobierno Abierto una plataforma a favor de la reconstrucción en el estado de Oaxaca.

En entrevista, el integrante del pleno del Instituto de Acceso a la Información Pública de Oaxaca (IAIPO), destacó la necesidad de poner en marcha plataformas en las cuales se transparente el recurso económico recabado tras los sismos.

“Los recursos se han volcado hacia las zonas de desastre provenientes de fondos públicos federales estatales y locales, fideicomisos, ayuda humanitaria e internacional de varios estados en especie, y aportaciones de bancos y empresas entre otros, sin embargo, el origen de los recursos y la aplicación de los mismos corren el riesgo de desembocar en un desorden incontrolable. No obstante, expertos han señalado la necesidad de impulsar un proceso de “reconstrucción abierta” que permita transparentar de manera efectiva el uso y destino de los recursos destinados a las labores de reconstrucción”, meditó.

Abundó que los fenómenos naturales y el auxilio a la población conviven con la gran desconfianza de la ciudadanía en sus instituciones dentro de las que están incluidos los órganos garantes, por lo cual, aquéllas, las instituciones, deben activar mecanismos de rendición de cuentas para aclarar ante la sociedad el destino de los recursos que se reciban. Indicó que es indispensable que toda la información al respecto se encuentre de manera pública en un solo punto de contacto y de manera ciudadana; esto es, una plataforma de conocimiento para la toma de decisiones pública que permita contrastar fuentes oficiales de información para determinar prioridades de atención para zonas y personas damnificadas, así como brindar certeza a la sociedad en su conjunto sobre las medidas de seguridad ante situaciones de vulnerabilidad de esta naturaleza.

Más aún, añadió, el proceso de reconstrucción debe suponer un esfuerzo colaborativo en el que no sólo participen las autoridades, sino en donde exista un involucramiento por parte de organizaciones de la sociedad civil, académicos, empresarios y los mismos beneficiarios de los apoyos de esta estrategia.

Citó como ejemplo la experiencia vivida en otros países ante situaciones similares muestra que solamente a través de la colaboración y de la utilización de esquemas de Gobierno Abierto se pueden encarar procesos exitosos y transparencia de reconstrucción. Para ello, vale la pena estudiar casos como el de Indonesia en 2007, Filipinas en 2013 o Nepal en 2015; países que ante la tragedia ocasionada por desastres naturales de esta magnitud emplearon los principios de gobierno abierto para el desarrollo e implementación de acciones orientadas a paliar los efectos colaterales de este tipo de eventualidades, dijo.

Álvarez Figueroa planteó que la tragedia que representa el 7S y 19S, abre la posibilidad de hacer del gobierno abierto una plataforma en favor de la reconstrucción de las zonas afectadas de nuestro país. Los sismos del 7S y 19S no solo hicieron evidente la imperiosa necesidad y obligación por parte del Estado de producir información útil para los mexicanos en un contexto de vulnerabilidad, sino que además, activaron una participación social sin precedentes en la historia moderna de nuestro país; una profunda participación social que quiere y demanda ser parte de este proceso de reconstrucción, pero que, como fue documentado por algunos medios de información, carece aún de una estrategia de coordinación que le permitiera tomar decisiones de apoyo directo a los damnificados.

 

Enviar una respuesta