Pese a antecedentes de presunta corrupción, designa Murat a Juan Díaz como titular de SSO

Redacción

El gobernador Alejandro Murat designó al doctor Juan Díaz Pimentel como nuevo titular de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) en sustitución de Celestino Alonso Álvarez.

El gobernador Alejandro Murat Hinojosa hizo la toma de protesta del nuevo funcionario, quien llega al cargo tras renunciar como delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

A Juan Díaz Pimentel le antecede una larga lista de acusaciones por corrupción, nepotismo, violencia, escándalos públicos y agresiones.

CORRUPCIÓN Y VIOLENCIA

EL SELLO DE JDP

Cuando fue diputado local y presidente de la entonces Gran Comisión en la entonces LVIII Legislatura oaxaqueña, sentó un precedente al convertir al Congreso en uno de los más corruptos de la historia de la entidad, debido a la estela de presuntos actos de corrupción de su líder Juan Díaz Pimentel, al igual que el resto de diputados priíitas y de oposición, sobre quienes pesa el descrédito por su burdo paso por las curules, la corrupción y despilfarro de recursos públicos, y sobre todo la ilegalidad.

Las tropelías del Congreso estatal y su líder Juan Díaz Pimentel iniciaron desde que tomaron posesión de las curules el 13 de noviembre del 2001, dos días antes de la fecha que marca la Constitución local y que exhibió desde entonces que la legalidad para ellos es sólo un acto de formulismo puro.

Esto quedó de manifiesto varios meses después, cuando ordenó publicar en el periódico oficial del estado, sin consentimiento del resto de los legisladores, varias modificaciones a la Ley Municipal del Estado de Oaxaca, que otorgaban al poder ejecutivo local una serie de atribuciones violatorias a la autonomía de los municipios.

Entre las anomalías más sobresalientes destacaba la facultad de nombrar al contralor municipal y la injerencia del Congreso en la destitución de los presidentes municipales de Usos y Costumbres, lo que a todas luces era una forma de presionar a las autoridades que no se subordinaran al sistema.

Tras una serie de escándalos y la interposición de controversias constitucionales, el Congreso echó abajo esa intentona, atribuyendo la responsabilidad de lo sucedido al entonces contador mayor de Hacienda, Alfonso Ham Álvarez, quien poco tiempo después murió.

También fue cesado el entonces director jurídico del Congreso, Rogelio Chagoya Romero, quien un año y meses después reapareció como flamante procurador de justicia del estado.

Esta historia de desatinos fue soslayada y se le dio carpetazo, aunque algunos juristas opinan que el responsable directo, Juan Díaz Pimentel, merecía un juicio político.

En el 2001 Antonio Roque, a la sazón líder de la mesa directiva del penal de Santa María Ixcotel, la verdadera autoridad en el reclusorio, fue excarcelado e impuesto por Juan Díaz Pimentel, entonces saliente diputado federal por la Sierra Sur.

Así, repentinamente Toño Roque se convirtió en presidente municipal de Santiago Amoltepec, el tercer municipio más pobre del país.

Un año después, el mismo Roque declaró cómo las tensiones postelectorales condujeron a una severa crisis a esa comunidad que ocasionó diez muertos y después sobrevino la traición de su padrino político, Díaz Pimentel quien le atribuyó el conflicto y lo envió a prisión.

Como resultado de ese desencuentro, desaparecieron poderes al ayuntamiento, aunque los diputados emitieron un decreto violatorio que no progresó por la previa controversia constitucional.

PRIVÓ CORRUPCIÓN EN

IMSS OAXACA CON JDP

Apenas el año pasado, el portal público de compras del IMSS, mostró la presunta actuación corrupta y oscura que en el año de procedimientos de licitación 2017 tuvieron los jefes de éste área, en el que de 942 procedimientos de compra, solo licitaron 30, adjudicando 912 procedimientos en forma directa, con cifras en algunos casos, superiores a los 6 millones de pesos por contrato, sin control de precios ni calidad, siendo la mayoría de las contratadas, empresas fantasmas.

A este respecto, a nivel nacional, Oaxaca tiene el 1er lugar como delegación en opacidad y falta de transparencia, pues oculta descaradamente al gobierno federal, el manejo del gasto presupuestario que es de más de 3,500 mdp al año y la calidad de los insumos que se compran.

En este punto es propio hacer mención, de que el sector privado, es el contribuyente de cuotas obrero-patronales; básicamente son, los que sostienen al Instituto, éstos tienen el derecho de competir por la prestación de servicios al IMSS, acción que los administrativos locales no permiten, pues le han quitado a los empresarios oaxaqueños de la construcción, del ramo médico y afines, todo acceso y posibilidad de prestar servicios de calidad, con transparencia y baratos al mismo Instituto.

Ahondando en los temas de corrupción, se encuentran denuncias de presunta extorsión provenientes de la misma delegación, contra el Jefe de Afiliación y Cobranzas, Salvador Altamirano Velázquez, quien es acusado por diferentes empresarios, de extorsión y chantaje, amenazándolos con iniciar auditorías para perjudicar legalmente el patrimonio de las empresas, a menos que cubran cuotas de “protección”.

El caso más documentado, es el de la empresa de materiales para la construcción, Zetuna S.A. de C.V. quienes denunciaron al extorsionador y subalterno directo de Juan Ramón Díaz Pimentel, por solicitarles 50,000 pesos, esto para condonarles las cuotas obrero-patronales y evitar auditorías.

Los señores Zetuna denunciaron a Salvador Altamirano ante el propio delegado del IMSS, Juan Díaz Pimentel, quien para variar, no hizo absolutamente nada, pues es uno más de sus protegidos, al contrario, la extorsión continuó a través del subdelegado de Oaxaca, Fernando Félix Clímaco – aquel tesorero del municipio de Oaxaca de Juárez, en el período 2014-2016 denunciado por la desaparición de 300 millones de pesos y que actualmente tiene una investigación ante la PGR por este mismo delito-.

Con todo esto el IMSS Oaxaca se convirtió en una verdadera cloaca, de la que Juan Díaz Pimentel sabía.

En tanto, trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Oaxaca denunciaron al delegado Juan Díaz Pimentel por probables fraudes.

Un grupo de derechohabientes señalaron al delegado del IMSS, de dedicarse a otras actividades ajenas a la institución.

De la misma manera, de estar más involucrado en los presuntos negocios inmobiliarios con el magistrado jubilado Roberto Gómez Argüello.

Entre las irregularidades que enviaron a través de una carta pública, los trabajadores de base y de confianza, señalaron que las cirugías tardan hasta dos meses en ser programadas debido a la falta de quirófanos y material de trabajo.

Los inconformes exigieron al director nacional del IMSS, Mike Arriola, su intervención inmediata para indagar las probables irregularidades en la delegación.

OFRECE

CUMPLIR

Hoy al rendir protesta como nueo titular de los SSO, Díaz Pimentel informó que el primer gran reto dentro de los SSO será el acabar con el desabasto de medicamentos, así como brindar un mejor servicio a las familias de Oaxaca en las clínicas que ya están funcionando.

Destacó que dejo el IMSS sin ningún pasivo y reconoció el trabajo realizado por el personal durante su estancia.

Enviar una respuesta