Ordena Congreso registro y regular a grupos voluntarios y cuerpos de rescate

Juan Carlos MEDRANO

El Congreso de Oaxaca mandató a los SSO, Semovi y CEPCO ir a la caza de las personas que se hacen pasar como presuntos “socorristas” o supuestos cuerpos de rescate que hoy proliferan en la entidad y en la capital del estado.

La 64 Legislatura exhortó a los titulares de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), de la Secretaría de Movilidad (Semovi) y de la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPCO) del Gobierno de Oaxaca, para que a la brevedad diseñen e implementen una estrategia eficiente para fomentar y regular la integración y registros de grupos voluntarios y de aquellos que realicen actividades afines a la prevención de riesgo, protección civil y atención médica pre hospitalaria.

De acuerdo al dictamen aprobado por el pleno del Congreso de Oaxaca, se señala que “en el estado es muy común ver a diversos grupos de voluntarios que realizan actividades afines a la prevención de riesgo, protección civil y atención médica pre hospitalaria; en los cruceros de la ciudad, con la finalidad de solicitar apoyos económicos a la población, para el mejoramiento de sus ambulancias o compra de sus instrumentos, en el mejor de los casos”.

Precisa que aun cuando dicho sector es concebido en la Ley de Protección Civil y Gestión de Desastres para el estado de Oaxaca, se necesita contar con un registro actualizado de los grupos voluntarios y de aquellos que realicen actividades afines a la prevención de riesgo, protección civil y atención médica pre hospitalaria.

Considera que el registro de los grupos de voluntarios y de aquellos que realizan actividades afines a la prevención de riesgos, protección civil y atención médica pre hospitalaria constituye uno de los elementos para lograr la coordinación entre Gobierno y la sociedad que permite fomentar la participación social en acciones de emergencia y/o desastres, así como en actividades pre hospitalarias.

Según la delegación Oaxaca de la Cruz Roja Mexicana, su captación de recursos cada año se encuentra por debajo del 50%, esto mientras falsos rescatistas se dedican a pedir dinero en diferentes zonas de la entidad oaxaqueña.

Con uniformes que simulan su pertenencia a algún grupo de rescate, al menos dos personas en cada crucero o vialidad se dedican a solicitar el apoyo monetario de la ciudadanía, con la promesa de que el dinero será utilizado para la compra de material y equipo.

Esta forma de operar da resultados a varios grupos que se colocan sobre todo en los cruceros, donde los automovilistas deciden cooperar al pensar que su dinero tendrá un beneficio para los mismos ciudadanos.

Aunque en la entidad, además de la Cruz Roja Mexicana y el Honorable Cuerpo de Bomberos, existen grupos de rescate que sí brindan apoyo a los oaxaqueños en momentos de emergencia, también aparecen falsos rescatistas.

En los lugares donde se observa de manera regular la presencia de estos “timadores”, son los cruceros del Monumento a la Madre, Viguera, del estadio de Béisbol e Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), entre otros

Esta situación ha generado la desconfianza de la ciudadanía hacia los rescatistas que sí pertenecen a grupos establecidos de manera formal, y que buscan apoyo monetario de la sociedad oaxaqueña para la compra de insumos.

Al respecto, el director del Cuerpo de Bomberos, Manuel Maza Sánchez, afirmó que ha proliferado el número de personas que se dedica a esta forma de engañar a la gente, tanto en cruceros como en mercados.

De acuerdo a la Ley estatal de Protección Civil, conforme a lo establecido en el artículo 51 de la Ley General de Protección Civil, corresponde a los Grupos Voluntarios, Vecinales y Organizaciones de la Sociedad Civil, previo registro ante la Secretaría de Gobernación, desarrollar actividades especializadas en materia de protección civil, tales como tareas de rescate y auxilio, combate a incendios, administración de albergues y centros de acopio y servicios médicos de urgencia, entre otros.