Ofrece Jesús Romero pugnar en Congreso de Oaxaca por parlamento abierto

Juan Carlos MEDRANO

El presidente de la Mesa Directiva de la LXIII Legislatura local, diputado Jesús Romero López anunció la presentación de una iniciativa encaminada a democratizar y eficientar la labor legislativa para lograr un Congreso Abierto.

Explicó que se busca facilitar el acceso de la ciudadanía a las funciones e información relacionada con la actividad del Congreso del estado; y hacer efectivo el derecho de iniciativa de los representantes de los poderes públicos, órganos autónomos y ciudadanos.

La función legislativa en general es perfectible, y es una convicción personal y política hacer lo necesario para contribuir en el perfeccionamiento de las actividades del Congreso del estado, consideró.

Debemos, dijo, pugnar por la responsabilidad de las autoridades en la transparencia y rendición de cuentas de cada peso proveniente del presupuesto público invertido en dichas tareas, sobre todo en el marco de un proceso electoral, para prevenir y evitar prácticas clientelares en la coacción o condicionamiento del voto, pues Oaxaca no merece una reconstrucción electorera a costa de la corrupción, la opacidad o la discrecionalidad.

Expuso que otros retos trascendentales radican en el acompañamiento con los poderes Ejecutivo y Judicial del Estado, para la implementación y consolidación del Sistema Estatal de Combate a la Corrupción. El primer paso se logró gracias al consenso de las distintas fuerzas políticas en el Congreso para impulsar un nuevo andamiaje jurídico; y ahora, este avance sustancial debe traducirse en un modelo del ejercicio público, con la aspiración de erradicar la corrupción e impunidad y con ello recuperar la confianza que ha perdido la ciudadanía hacia las instituciones del gobierno y quienes las representan, indicó.

Recordó que este 2018 es un año de retos, principalmente en definiciones políticas, al estar en juego no sólo la Presidencia de la República sino el proyecto de nación que deseamos para las futuras generaciones y donde las ofertas claras son: optar por el continuismo que ha traído crisis, corrupción, pobreza  y desolación al país, o bien, la posibilidad de generar un cambio verdadero basado en la democracia, el desarrollo económico, social y humano, así como en el anhelo de paz y reconciliación con respeto a la voluntad de las mayorías.

Junto a esta trascendental definición política, los ciudadanos debemos ser partícipes y escrupulosos en la vigilancia del proceso y la jornada electoral, a fin de evitar cualquier tipo de práctica indebida que intente comprar o cooptar el voto ciudadano, es decir, debemos actuar con responsabilidad y sentido de ciudadanía, denunciando y haciendo pública cualquier práctica que pueda constituir un delito electoral, o una transgresión al derecho constitucional del voto informado, universal, libre, secreto y directo. Solamente así, cerraremos filas ante la posibilidad de un nuevo fraude electoral, agregó.

Enviar una respuesta