No hay democracia si no existe transparencia en el Gobierno: Investigador

Juan Carlos MEDRANO

Hoy en día no es posible concebir la democracia sin la transparencia, que es una condición de base para poder ejercer la gobernanza”, advirtió Álvaro Ramírez Alujas, es profesor de la Universidad de Chile, director Académico del Diplomado en Gobierno Abierto e Innovación en el Sector Público y presidente de la Fundación Multitudes.

Al participar en el foro “Impacto de Gobierno Abierto en las Entidades Federativas”, organizado por el IAIPO, dijo que es “mejorar los niveles de transparencia y acceso a la información pública mediante la apertura de datos públicos para ejercer control social sobre los gobiernos y facilitar la rendición de cuentas y la reutilización de la información del sector público para promover la innovación y el desarrollo económico”.

También, dijo, implica facilitar la participación de la ciudadanía en el diseño e implementación de las políticas públicas e incidir en la toma de decisiones.

Previó que la política puede sufrir el mismo proceso de transformación que el sistema público de transporte con las plataformas tecnológicas, ya no se requerirá de intermediarios, y las instituciones también deben innovarse.

Advirtió también que en general las instituciones públicas fueron concebidas con ideas del siglo XIX, fueron puestas en marcha en el siglo XX y se trata de gobernar con ellas el siglo XXI.

“Esas instituciones ya no sirven o hay que recalibrarlas”, sentenció.

Consideró que favorece la generación de espacios de colaboración e innovación entre los diversos actores, particularmente entre las administraciones públicas, la sociedad civil y el sector privado para coordinar y/o coproducir valores públicos, social y cívico”.

Es por eso, afirmó, que ahora los gobiernos deben aprender a navegar junto con otros actores, ya que los ciudadanos ya no se contentan con votar cada seis años y entregar un cheque en blanco, sino que quiere estar más involucrados en las decisiones públicas.

Incluso aseguró: “hay temas en los que hay más conocimiento fuera del gobierno que dentro del gobierno, como son los de género, medio ambiente o cambio climático, seguridad, ciencia innovación y tecnología”.

Con Gobierno Abierto, dijo, se pasa de un modelo de gobierno asistencialista, patrimonialista, asimétrico, a un gobierno que trabaja con la sociedad de manera horizontal, ya no vertical.