“Ni borrón ni cuenta nueva”: Constructores

Francisco RAMÍREZ

Constructores de Oaxaca coinciden que con la llegada de un nuevo gobierno al país,  no habrá barrón ni cuenta nueva, por lo que esperan que los compromisos que se asumieron durante la campaña se cumplan y se reactive el sector que hoy vive un momento de crisis.

En este sentido los integrantes de la industria de la construcción expresaron que ven con muchas expectativas el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, pero esperan que haya podido constatar la terrible situación en la que se encuentra la industria de la construcción, al tiempo de recordar que el Producto Interno Bruto (PIB) de cualquier país es el sector.

“Hoy en día la industria de la Construcción está bastante disminuida y requiere como en todo el país una reactivación económica, por lo que esperamos que esta oxigenación urgente se de en este sector”, dice el constructor Lázaro García Saavedra.

En este sentido  reconoció que en la actualidad se trabaja en un 20 por ciento de capacidad, no se tiene  obra y la poca que hay, tanto pública, como privada está muy peleada y obliga a dar precios sumamente bajos.

Por otro lado, expresó, los precios de los materiales para la construcción y de la mano de obra se ha incrementado, por lo que los constructores han tenido que sacrificar sus ganancias.

Insistió que esta reactivación económica debe de estar dirigida a las pequeñas y medianas empresas, que son las que más han resistido la carga durante los últimos sexenios: “Los constructores requerimos del virtual ganador se enfoque para que a la mayor brevedad posible otorgue esa reactivación que se requiere.

Insistió que se tiene la confianza y se espera una respuesta rápida porque así se necesita.

Descartó que a partir de diciembre sea “borrón y cuenta nueva”, debe de ser un “borrón y una mejor historia” para el país

En este mismo sentido, José Marcos Matus presidente de la Sociedad Mexicana de Ingenieros en Oaxaca, coincidió en la situación por la que atraviesa el sector de la construcción y los ingenieros siempre han sido el soporte y el cimiento en el que se basa la infraestructura mexicana, durante muchos años.

De la misma coincidió en la situación en la que se encuentra la industria de la construcción en el estado y el país.