Necesario sancionar la usura en Oaxaca debido a crecimiento: Coespacio

Juan Carlos MEDRANO

La crisis económica por la cual atraviesa el estado de Oaxaca, incrementó la usura entre el comercio establecido, el ambulantaje e incluso hasta entre personas comunes, pero también generó el aumento de las bandas de colombianos conocidas como “gota a gota”, alertó el presidente del Consejo Estatal de Participación Ciudadana de Oaxaca (Coespacio), Manuel de Jesús Silva Sumano.

Explicó que pedir un préstamo personal puede ayudar a salir de algún apuro económico o aligerar las obligaciones financieras que ya se tengan, pero los costos de estos créditos y la desinformación respecto a ellos muchas veces derivan en experiencias desagradables y complicaciones adicionales.

Al anunciar que Coespacio presentará una iniciativa de ley para combatir la usura, dijo que, en un sondeo de casas de empeño, y otras instituciones en Oaxaca se encontraron ofertas de préstamos personales con costos anuales totales (CAT) de hasta un 123 por ciento, como es el caso de un financiamiento de 10 mil pesos pagaderos en 24 meses.

En tanto, un préstamo de 10 mil pesos a pagarse en un plazo de 12 meses tiene un CAT del 48.38 por ciento.

Insistió que la situación económica que viven los oaxaqueños, no les permite contar con ahorros o recursos para realizar alguna inversión que les permita abrir un negocio, adquirir una vivienda propia o comprar algún bien necesario, o hacer frente a una situación fortuita de necesidad de liquidez como el tratamiento de una enfermedad o la muerte de algún familiar, eventos que causan angustia a miles de familias oaxaqueñas que han puesto en riesgo su patrimonio al verse obligados a buscar alternativas de financiamiento para hacer frente a deudas o compromisos impostergables.

Esta crisis generalizada ha originado que muchos oaxaqueños, tengan la necesidad de recurrir a personas físicas y morales no reguladas por el Sistema Financiero Mexicano, y que hacen de Oaxaca una plaza ideal para la usura y el agiotismo, esto sucede a falta de mecanismos institucionales confiables que atiendan las necesidades de financiamiento a este gran sector de la sociedad que no tienen acceso a un crédito en las Instituciones Bancarias, por no contar con numerosos requisitos que estas solicitan para otorgar un crédito como lo es un buen historial crediticio, la firma de avales que cuentes con algún bien inmueble , referencias personales y empleo fijo entre otros, además que los bancos han dejado de cumplir una de sus más importantes funciones que es la de ofertar el crédito.

Advirtió que en Oaxaca se han establecido impunemente agiotistas y usureros, muchos de los cuales, operan incluso, en contubernio con empresas formalmente establecidas, destacando tres clases de usureros: en primer término tenemos al tradicional prestamista que con garantías de bienes muebles ó joyas, prestan dinero a plazos con intereses y comisiones muy por encima de los permitidos por la ley que les reditúan ganancias estratosféricas las cuales han proliferado en todas las regiones del estado bajo las figuras jurídicas de financieras, casas de empeño, cajas de ahorro; etc.; un segundo tipo de agiotistas lo son muchas empresas de venta de muebles, electrodomésticos y venta de autos nuevos y usados, que aprovechándose de la falta de liquidez y necesidad de sus clientes potenciales, haciendo uso de la mercadotecnia y publicidad engañosa, realizan transacciones económicas de las que obtienen impunemente intereses muy por encima de los que reditúa un negocio licito, y finalmente tenemos a las empresas denominadas Sociedades Hipotecarias que se dedican a la venta de viviendas.