Matrimonio entre parejas del mismo sexo es un derecho, no un favor: Hilda Luis

Legislar a favor de las minorías, de la inclusión de los grupos que viven en situación de vulnerabilidad es un compromiso que he asumido como representante popular, pero también de manera personal, es por ello que seguiré luchando hasta que las y los integrantes del Congreso de Oaxaca, aprueben la propuesta de matrimonio igualitario e identidad de género que hice en febrero del 2017, recalcó una vez más la Diputada del Grupo Parlamentario de Morena, Hilda Graciela Pérez Luis.

La también presidenta de la Comisión Permanente de Administración de Justicia, señaló que es un tema que se tiene que aprobar por derecho, las personas que conforman la comunidad LGBTTTI contribuyen a la economía, pagan impuestos, no merecen ser tratados como ciudadanos de segunda clase, refutó.

“Es momento de hacer a un lado los profundos rasgos conservadores, los prejuicios y hacer un frente común en esta batalla por lograr el reconocimiento de los derechos plenos de la comunidad”.

Explicó que el matrimonio igualitario no es una venia, un favor o una concesión de tipo legal. “Se trata del reconocimiento de un derecho de un sector de la población que es ignorado por prejuicios, incluso de discriminación, ellos merecen disfrutar de lo que legítimamente la ley debería concederles” apuntó.

Hilda Luis, indicó que a nivel nacional existen 13 estados donde el matrimonio igualitario ya es una realidad, entre ellos destaca Chihuahua, Campeche Colima, Coahuila, Michoacán, Morelos, Nayarit, Quintana Roo y CDMX.

Asimismo, dio a conocer que una vez que esté aprobado el matrimonio igualitario y la identidad de género, iniciará la batalla para que las parejas del mismo sexo puedan adquirir beneficios en el ámbito de seguridad social y pensiones por viudez, como lo propusieron recientemente los senadores de Morena en la cámara alta, lo anterior con el objetivo de terminar con la exclusión y discriminación que la comunidad LGBTTTI ha sufrido en nuestro país.

Para concluir dijo que es necesario ser consciente de que somos representantes populares de las mayorías y de las minorías, “no nos representamos a nosotros mismos, ni a nuestros intereses personales, somos las voces de quienes votaron por nosotros y hoy tenemos la oportunidad de velar por los derechos humanos de la ciudadanía y cumplirles”.