Gobierno municipal no debe ser omiso ante violaciones al REC

Francisco RAMÍREZ

Ante los hechos ocurridos el fin de semana en el establecimiento comercial denominado “Barrezzito”, en la colonia Reforma, el gobierno municipal no debe de ser omiso ante las violaciones al Reglamento para el Funcionamiento de Establecimientos Comerciales y debe ser clausurado, afirmó la Regidora de Gobernación, Reglamentos y Nomenclatura, María de Luz Ramírez Hernández.

En marzo pasado jóvenes originarios de la Ciudad de México habrían sido agredidos a golpes y botellazos por personal de seguridad del bar luego que se negaran a pagar la cuenta.

Cinco meses después, las redes sociales ha vuelto a circular un nuevo hecho de violencia al interior de esta negociación, donde en medio de una riña también se escuchan detonaciones de armas de fuego mientras jóvenes asistentes buscan salir del lugar.

En este sentido la integrante del Cabildo de Oaxaca de Juárez, reconoció que desde el primer hecho de violencia la autoridad municipal debió de haber clausurado el lugar, pero tal parece esto no sucedió, por lo que hizo un exhorto a realizar una investigación exhaustiva sobre esta trifulca.

Con el Reglamento para el Funcionamiento de Establecimientos Comerciales vigente, Ramírez Hernández señaló que el artículo 86 de este reglamento establece que las contravenciones al reglamento, cometidas por establecimientos de control especial, que es el caso del “Barezzito”, se pueden sancionar indistintamente con amonestación, multa, suspensión temporal, clausura del establecimiento e incluso la  cancelación de la licencia.

En este sentido dijo que si se remite al artículo 90, se pueden ver los motivos de la clausura, por lo que en su fracción cuarta, se establece: “Sí se efectúa la comisión de hechos delictuosos en el interior del establecimiento comercio es un motivo de clausura”.

De igual manera en el artículo 91 se establece las causales de la cancelación de la licencia, y en su fracción quinta se establece que “la comisión de hechos delictuosos dentro del establecimiento, siempre y cuando  estos sean consentidos y ejecutados por el titular de la licencia o personal a su cargo”.

Es por ello que de los hechos registrados en marzo pasado, el personal del bar -de acuerdo con las denuncias hechas en redes sociales, así como videos y fotografías que circularon- tuvo participación, por lo que desde esa fecha la autoridad debió haber sancionado al establecimiento de acuerdo con la investigación que debió haber integrado.

La concejal desconoce porque no se hizo, por lo que en este momento reconoce que el gobierno capitalino, a través de la Comisión de Vinos y Licores, debe de iniciar un procedimiento porque de acuerdo a los videos que han circulado de la riña registrada en el interior del “antro” se escucha claramente las detonaciones que se hicieron y por lo tanto constituye en un hecho delictuoso.

Ramírez Hernández expuso que la autoridad tiene n el deber y la obligación de sancionar y hacer cumplir el reglamento, por lo que si no se ejerce el mismo, pondrá de manifiesto que es omisa.

En cuanto a la relación que ha circulado, entre dueños del establecimiento el “Barezzito” y funcionarios municipales, la Concejal señaló que si existe un señalamiento de esta índole es grave, porque con ello se avienta una sombra de sospecha o de complicidad; por lo que por salud la autoridad debería de salir a desmentir, si es cierto, con más razón se debe de investigar.

Vecinos de la zona  informaron que no es la primera vez que se registra un altercado violento dentro de ese bar, por lo que urgieron al gobierno municipal analizar su clausura.