Futuro del Hospital de la Niñez depende de la Secretaria de Salud

Francisco RAMÍREZ

La crisis que arrastra el Hospital de la Niñez Oaxaqueña “Guillermo Zárate Mijangos” no tiene cura, aun cuando existe un acuerdo de decreto para entregarlo a la Secretaría de Salud, la institución sigue en el abandono y subsiste con mil precariedades mientras la población infantil reclama atención.

El Hospital de la Niñez Oaxaqueña fue inaugurado el 29 de octubre de 1998 e inició sus actividades de atención médica el 16 de noviembre del mismo año con una plantilla laboral de 148 trabajadores, entre los que se contaban médicos especialistas, enfermeras y trabajadores administrativos, otorgando servicios de consulta médica, hospitalización, cirugías, laboratorio clínico, imagenología y servicio de transfusión.

Su operación dependía entonces del propio Patronato con recursos obtenidos de donativos de particulares, empresarios y de organizaciones no gubernamentales.

Como Organismo Público Descentralizado del Gobierno del Estado, de asistencia social, con personalidad jurídica y patrimonio propio se erigió el 20 de junio de 1998 con la publicación del Decreto No. 234, la cual de modificó posteriormente con el Decreto 295 publicado el 30 de marzo del 2001.

Una vez extinguido el Patronato como una persona moral de apoyo externo, en abril de 2001 los representantes legales del mismo firmaron dos contratos con el Gobierno del Estado, uno de donación y otro de comodato mediante los cuales se cedieron a este último el inmueble, los equipos médicos, quirúrgicos, de oficina y maquinaria de la Unidad.

En este sentido el diputado Horacio Antonio Mendoza, integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la Sexagésima Tercera Legislatura del Estado manifestó que desde cuando se hizo pública la situación del hospital, al inicio de la presente administración, en el Congreso del Estado se hizo la propuesta para que la administración del nosocomio pasara a manos de la Secretaría de Salud.

Aun cuando en Oaxaca los Servicios de Salud (SSO) pasan por una problemática, la intensión es que se ejerciera un presupuesto federal, este acuerdo se voto y en un momento los integrantes del Congreso acordaron donar una quincena de su sueldo para solventar parte de la problemática de la institución de salud.

“Desconocemos cómo se manejó este recurso, como también algunos medicamentos y equipos que se acordaron  entregar como parte de este rescate, es por ello que hoy, como ya se ha hecho un exhorto a la Secretaría de Finanzas, así como el encargado del despacho de los Servicios de Salud, para que informen cual es la situación que guarda el Hospital de la Niñez Oaxaqueña”

Antonio Mendoza una semana atrás hizo el mismo llamado a las autoridades del sector para que informen respecto al abastecimiento de insumos, material y medicamentos al hospital general “Dr. Aurelio Valdivieso”, especialmente a la unidad de cuidados intensivos neonatales.

En los últimos años, este nosocomio como otros que existen en la entidad ha sufrido los embates de una mala administración gubernamental, saqueo de sus recursos financieros por parte de diversos funcionarios y líderes sindicales, que mantienen a estas instituciones al borde del colapso.

Si bien la falta de insumos, material y medicamentos es un grave problema que se ha presentado en los últimos años, no por ello diversos medios de comunicación han dado cuenta de esta grave situación.