Fuerza y energía al límite en entrenamiento Boot -Camp en el Parque CAPCE

Más de 80 jóvenes, mujeres y hombres de la capital oaxaqueña y municipios conurbados entregaron toda su fuerza y energía para superar el entrenamiento Boot -Camp que se llevó a cabo en la Unidad Deportiva Santa Lucía CAPCE, espacio bajo resguardo de la Secretaría de Administración.

Al dar las 8 de la mañana, las y los participantes arrancaron con un circuito de entrenamiento con enfoque práctico e integral. Previo calentamiento, efectuaron ejercicios aeróbicos intensos de disciplinas como insanity, tabata, crossfit, defensa personal y atletismo.

Guiados por instructores de la Unidad Deportiva Santa Lucía CAPCE y Polideportivo Venustiano Carranza, los jóvenes, mujeres y hombres realizaron diferentes rutinas con intervalos de cuatro minutos por uno de descanso, trabajando la fuerza, la flexibilidad, la resistencia y la velocidad.

A pesar de la exigencia física del Boot-Camp, durante los 75 minutos que duró la sesión, las y los asistentes dieron muestra de resistencia y entusiasmo en cada uno módulos de ejercitación, que fueron distribuidos por distintas áreas del parque, haciendo de esta actividad un éxito rotundo.

En cada momento se sintió la determinación de quienes desarrollaron cada uno de los ejercicios, muchos de ellos, parte de las clases de Acondicionamiento Físico que ofrece diariamente la dependencia a cargo de Germán Espinosa Santibáñez, para promocionar la activación física entre la sociedad oaxaqueña en un ambiente de convivencia.

Al respecto, el instructor de Acondicionamiento Físico en CAPCE, Jaffett Amir Reyes Puc, destacó que esta actividad permitió que oaxaqueños y oaxaqueñas convivieran y se ejercitaran, lo cual es una necesidad para la salud. Una de las finalidades de este entrenamiento –explicó– fue dar a conocer a la ciudadanía los servicios que ofrece la Secretaría de Administración en diferentes parques y espacios públicos.

Por su parte, Carlos Alberto Ruiz, uno de los participantes, aseguró que disfrutó del Boot-Camp, actividad que cumplió sus expectativas y lo llenó de energía para disfrutar el día.

“Me llevo una experiencia muy grata para compartirla con otras personas que necesiten ejercitarse”, dijo.

De igual manera, Viridiana Calderón, habitante de Santa Lucía del Camino, destacó que la convivencia durante esta actividad hizo más ameno el ejercicio, elemento esencial para integrar esta disciplina como un hábito. “Me sentí motivada, porque hubo personas de diferentes edades que nos reunimos con solo fin: activarnos físicamente”.

En este sentido invitó a la población oaxaqueña a acercarse a los espacios públicos y aprovechar los conocimientos de los instructores que siempre están abiertos a orientar sobre la práctica de algún deporte.