Fallece decano de la Asociación de Periodistas de Oaxaca

NOTA COMPARTIDA

Trascendió que hoy, internado por varios días en urgencias del IMSS Héroes de Chapultepec, en la ciudad capital de Oaxaca, dejó de existir el periodista Pedro Piñón Rustrián.

Murió como mueren los periodistas, con la indiferencia de los colegas, en la soledad y el abandono del gremio. Que podemos esperar de la indiferencia oficial.

Vale la pena subrayar que el ejercicio del periodismo lo ejerció con una acuciosa observación del diario acontecer de Oaxaca y el País.

Siempre certero y crítico, oportuno contra lo que no estaba bien y en ese bregar también se ganó el aprecio y reconocimiento y amistad de muchos funcionarios y gobernadores en turno.

Pedro tenía en sus columnas un léxico que muchas veces mezclaba con expresiones propias de la idiosincrasia de su pueblo de su gente de Tehuantepec, su tierra natal.

Me tocó verlo en su lecho de enfermo en la cama 269 de Urgencias del IMSS, me pidió agua que le di por sorbos en la boca y después, casi en seguida un vómito que seguramente minaba más su débil existencia.

edro Piñón Rustrián, murió solo con la presencia cercana de su hermano Arturo y personas ajenas a la familia a la que se le tenía que pagar por cuidarlo.

Pedro Piñón Rustrían, murió solo, como mueren los periodistas en Oaxaca. No me pregunten donde estaban sus colegas y amigos, porque no lo sé.

Mi querido "Píter", descansa en paz y te encargamos una crónica de tu llegada a la eternidad que algún día leeremos. DESCANSA EN PAZ,  PEDRO PIÑON RUSTRIÁN. RIP.