Exige MAIZ renuncia de Rubén Vasconcelos, Fiscal de Oaxaca

Juan Carlos MEDRANO

Integrantes del Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ) encabezados por Omar Esparza, viudo de Betty Cariño, luchadora social asesinada, junto el activista finlandés Jyri Jaakkola, el 27 de abril de 2010 en San Juan Copala, protestan en el exterior del Palacio Legislativo de San Raymundo Jalpan.

El dirigente de MAIZ acusó que a 9 años del homicidio de su cónyuge y del activista finlandés hay nulos avances en la indagatoria y la Fiscalía General de Oaxaca no da resultados.

Recordó que hay una solicitud del Parlamento Europeo para visitar al Presidente de la República y a la Secretaría de Gobernación para conocer los avances de la investigación.

Omar Esparza, dijo que a pesar de que la Fiscalía General de Oaxaca dio a conocer la detención de uno de los homicidas de Betty Cariño, aún faltan por ejecutar 14 ordenes de aprehensión por ejecutar y solo han ejecutado solo 6.

“Hay un acuerdo de impunidad de la Fiscalía General de Oaxaca por proteger a los homicidas durante este gobierno, no es un caso que este abandonado, hoy venimos a decirle al Fiscal que renuncie por su incapacidad”.

Acusó que no ha tenido la capacidad de generar mecanismos de protección a testigos.

Llevamos 9 años solicitando a los gobiernos federal y estatal protejan a los testigos del caso de Betty Cariño y Jyri Jaakkola, quienes no han podido testificar de manera libre, han sido objeto de amenazas y el gobierno del estado se lava las manos, acusó.

Reveló que, en dos años de este gobierno, la Fiscalía no se ha reunido con los familiares de las víctimas. Por el contrario, informó, funcionarios de la Secretaría de Gobernación (Segob) aceptaron una reunión donde plantearon la posibilidad de reabrir los casos que están en la hoy Fiscalía General de la República.