En Tlalixtac de Cabrera, miles viven la pasión de Cristo

Francisco RAMÍREZ

El tiempo se cumplió. Erick –Jesús en la representación de la Pasión y Muerte de Cristo- ha hecho lo propio. La temperatura de más de 30 grados centígrados no fue obstáculo para que más de 6 mil personas revivieran el pasaje histórico de la crucifixión en el municipio de Tlalixtac de Cabrera.  

“Los soldados golpearon a Jesús con látigos. Le pusieron un manto púrpura. Hicieron una corona de espinas y se la pusieron en la cabeza”.

Así dio comienzo la representación número 44 de la Pasión y Muerte de Jesús en esta localidad, donde más de un centenar de jóvenes  que integran el Grupo “Pasión de Cristo” se encargan de escenificar uno de los momentos cumbres de la Semana Santa.

Por las calles de la comunidad, Erick García, un carpintero de 23 años que representa a Jesús, cargó por espacio de 2 kilómetros  una cruz de madera de más de 160 kilos; atrás una muchedumbre que acompaña a Yuridia Vianey García Hernández, quien representa a María, la madre de Jesús.

La crucifixión de Cristo se realiza en el parque central, frente a la parroquia de San Miguel, donde previamente se realizó el Juicio de Cristo, ante Herodes y el emperador Poncio Pilatos.

Erick quien desde Enero pasado inició con un entrenamiento especial para poder cumplir con este papel, cumple con aplomo cada una de los pasajes que se representan este día, con ello hace realidad ese sentir que días antes había expresado en entrevistas previas:   “Se siente el dolor físico, pero nos preparamos para esta ocasión”.

Personal eclesiástico y del gobierno municipal, así como del gobierno estatal, garantizan la seguridad de los asistentes, quienes aprovechan la ocasión para degustar de la gastronomía local que se expende en el mercado local y calles aledañas al mismo.

El próximo domingo, a partir de las 8 de la mañana, se realiza en la Capilla del Calvario la representación en vivo de la Resurrección de Cristo.