En ocho días tiraron investigación de tres meses: Soledad Jarquín

Francisco RAMÍREZ

Sorprendida por la resolución que emitiera el juez Omar Morales Simón, encargado de revisar el caso de la muerte de su hija María del Sol y la candidata del PRI, Pamela Terán; la periodista Soledad Jarquín Edgar, manifestó que la situación no le da confianza y sobre todo, porque ocho días bastaron para tirar una investigación de tres meses que realizó la Fiscalía General del Estado.

Al detallar los aspectos que implican Jehu G.L en la muerte de la también comunicadora, Soledad Jarquín reconoció que hay pruebas presentadas por la fiscalía que lo señalan como uno de tres responsables de los hechos registrados la madrugada del 2 de Junio en Juchitán de Zaragoza.

Insistió que Jehú G.L. si tiene que ver en los hechos y descartó sea “chivo expiatorio”, por lo que pon en tela de juicio la razón que llevó al juez, de origen juchiteco, el haber ordenado la liberación de esta persona, al tiempo que deja en el aire el cuestionamiento de quienes están atrás de esta situación, en la cual hubo cierres carreteros y movilizaciones, sobre todo cuando existe una liga familiar al ex secretario de Asuntos Indígenas Francisco Montero López.

Jarquín Edgar dijo que este fallo, como la actuación de las autoridades no le da confianza, sobre todo cuando el Tribunal Superior de Justicia ha dado muestras de estar corrompido, sobre todo cuando este “mapa” familiar y laboral, lleva a Jehu G.L a tener nexos con las altas esferas del poder.

“En solo ocho días una familia desmonta el trabajo de tres meses que hizo la fiscalía y ‘eso no lo puedo creer’ sobre todo cuando cuatro días atrás con bombos y platillo organizaciones y el mismo gobierno del estado, recibieron la Alerta de Violencia de Género contra las mujeres”.

La periodista insistió que este hecho de violencia “es un crimen político” y no algo que tenga que ver con el narcotráfico, esto por muchas razones, entre ellas, que a Pamela no la querían en su espacio por lo que representaba y por otro lado hay un delito electoral que perseguir.

Insistió que esta situación es “lamentable y perversa” sobre todo cuando detrás de la decisión del juez Omar Morales Simón está la presión política de personas vinculadas al PRI, además de que es una muestra de la corrupción del poder Judicial, favoreciendo con su actuar ominoso, la impunidad de criminales intelectuales y materiales como sucede ahora en Juchitán de Zaragoza.

¿Quién está detrás de los Montero? Preguntó Soledad Jarquín Edgar al tiempo de recordar que su hija María del Sol Cruz Jarquín, fue jefa del Departamento de Comunicación Indígena Intercultural en la SAI, dependencia del gobierno estatal.

Añadió que hay testimonios de personas que aseguran que Jehu G.L. fue quien se llevó las cámaras fotográficas y de video propiedad de María del Sol Cruz Jarquín.

Lamentó que el Fiscal General del Estado, Rubén Vasconcelos Beltrán y a la Fiscal Especializada en Delitos Electorales, Araceli Pinelo López, no hayan judicializado la investigación sobre el delito electoral cometido por los hermanos Francisco y Hageo Montero López, sin ninguna razón aparente y cuando ya tienen pruebas suficientes.