En medio de reproches Congreso de Oaxaca inicia su segundo período ordinario de sesiones

Juan Carlos MEDRANO

En medio de reproches de la fracción parlamentaria del PRI al presidente de la Mesa Directiva, diputado César Morales Niño, la LXIV Legislatura local inició ayer su segundo período ordinario de sesiones de su primer año.

La sesión solemne transcurría en completa calma, pero se rompió cuando el diputado petista y presidente de la mesa, César Morales Niño leyó un discurso.

Esto provocó la molestia de la legisladora priista, Lilia Mendoza quien desde su curul le espetó a su compañero diputado que cometía una falta pues en una sesión solemne de instalación no se permiten las intervenciones.

Sin tomarla en cuenta, Morales Niño que se ha distinguido por generar polémica y confrontarse con sus propios compañeros y algunos sectores de la sociedad, continuó emitiendo su mensaje.

Esto dio pie a que el coordinador parlamentario de los legisladores priistas, Alejandro Avilés diera la orden para que Lilia Mendoza, Magda Isabel Rendón Tirado, Yarith Tannos y Jorge Villacaña salieran del recinto.

Mientras los priistas salían en tropel, Morales Niño reconocía que son muchos los temas pendientes que habrán de desahogarse, “cada grupo parlamentario y la compañera diputada del Partido Acción Nacional, propondrán sus agendas y sin duda generarán acciones para posicionar en el debate los asuntos que consideren más relevantes”.

Estableció que para este segundo periodo ordinario, hay tres ejes fundamentales que habrán de atender: El Diseño y planeación de la ley de ingresos y el presupuesto de egresos de 2020; la revisión de la cuenta pública 2018 y, la modificación del Plan Estatal de Desarrollo para adecuarlo al Plan Nacional recién aprobado por el Congreso Federal.

Se pronunció que como Congreso, tienen la obligación constitucional de hacer realidad la división de poderes.

Hoy la conformación de la actual legislatura nos permite cambiar las reglas políticas para la elaboración del presupuesto de egresos, para que la Secretaría de Finanzas ya no sea la ventilla única de trámite y cabildeo presupuestal, estableció.