Emprende DDHPO estrategia integral con municipios de Oaxaca

El titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), Bernardo Rodríguez Alamilla emprendió aquí una estrategia de promoción, prevención y protección de los derechos humanos en los municipios de Oaxaca.

Tras firmar un convenio de colaboración como titular del órgano autónomo, con la presidenta municipal de Tehuantepec, Vilma Martínez Cortés, resaltó que los ayuntamientos son las autoridades más cercanas a la población y tiene el primer contacto con la sociedad.

Indicó que estadísticamente son los municipios los que presentan el mayor número de quejas interpuestas por los ciudadanos, de tal forma que este acuerdo impulsa la enseñanza de los derechos humanos en el ámbito nacional e internacional, mediante procesos formativos para autoridades y personal del municipio, así como de sus barrios, agencias municipales y de policía.

El titular de la Defensoría reiteró que para la institución es prioritaria la relación con los ayuntamientos ya que contribuye a la difusión y promoción de una cultura de derechos humanos, el respeto por los mismos y una relación de bienestar con las y los habitantes.

Sostuvo que el momento histórico de transformaciones por el que atraviesa el país debe ser aprovechado para restructurar las relaciones entre las autoridades y la ciudadanía, priorizando el enfoque de derechos humanos, lo que permitirá generar una nueva relación entre gobernantes y gobernados, dejando atrás los modelos autoritarios.

“La población del Istmo y Santo Domingo Tehuantepec ha padecido los efectos de fenómenos naturales de gran magnitud, como el terremoto del 7 de septiembre de 2017 y en el proceso de reconstrucción no solo de las viviendas, sino también del tejido social, por ello, se requiere garantizar los derechos humanos, así como la contribución de las instituciones de los tres niveles de gobierno”, afirmó.

El Defensor sostuvo que para hacer justiciables los derechos humanos se requiere una recomposición social que incluya mejores condiciones de salud, bienestar, trabajo y en general de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, ya que el solo reconocimiento normativo es insuficiente.

“En el espacio municipal se construye, mediante el diálogo y la concertación de voluntades, el piso básico para que, amplificando estas acciones, nuestro estado y nuestra nación garanticen los derechos de toda la ciudadanía”, indicó.

Rodríguez Alamilla refirió que entre 2016 y 2019, la DDHPO llevó a cabo en la región del Istmo de Tehuantepec un trabajo sostenido y fructífero para promover la cultura de los derechos humanos mediante el programa Laboratorio de Cohesión Social II, mismo que contó con el apoyo de la Unión Europea.

Destacó que en este marco se realizaron diagnósticos en materia de seguridad pública y salud, además de efectuarse manuales para capacitar a las policías municipales en resolución pacífica de conflictos y numerosos materiales para promover los derechos humanos desde el ámbito oficial, así como por parte de la sociedad civil.

“Estamos ciertos, que el convenio general que suscribimos el día de hoy, ayudará a esa consolidación y marcará un nuevo curso en la tarea de garantizar los derechos fundamentales de todas y todos los habitantes de Tehuantepec. Invito a todas y a todos a integrarse a este proceso en pro del fundamento de una cultura de paz, con el objetivo de que prevalezca una convivencia armónica, sin discriminación ni violencia”, dijo.

Por su parte, la presidenta de Tehuantepec, Vilma Martínez Cortés refrendó el compromiso de la autoridad municipal con la defensa de los derechos humanos, así como la disposición para establecer mecanismos de colaboración para abatir las diversas manifestaciones de violencia, entre ellas las que afectan a niñas y mujeres.

“No puede haber crecimiento, sino hay justicia ni valores, esto motivó la creación de la Regiduría de los Derechos Humanos en el municipio y es ahora, a través de su titular, Benita Jiménez Soriano, se concretó el convenio”, apuntó.

Añadió que el municipio de Tehuantepec está comprometido con los derechos humanos, lo que queda demostrado con la firma del convenio de colaboración.