Egresan enfermeras especialistas en atención del adulto en estado crítico

Un grupo de trece enfermeras del Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca (HRAEO) egresó del posgrado de Enfermería en “Atención del Adulto en Estado Crítico”, de la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Aceptar el reto de profesionalizarse no es nada sencillo, ustedes adquirieron y desarrollaron competencias para proporcionar cuidados de calidad y de alta especialización, para aplicar el proceso de atención en pacientes críticos, específicamente en las áreas de urgencias y de cuidados intensivos”, señaló, el director general del HRAEO, Gerardo Pérez Bustamante.

Durante el acto oficial de graduación, celebrado en el auditorio del hospital, en presencia de Marcela Díaz Mendoza, coordinadora del Plan único de especialización de Enfermería de la UNAM; del director de Planeación, Enseñanza e Investigación del Hospital, Erick Azamar Cruz; del subdirector de enfermería, Fabián Romero López; el representante del Secretario de Salud en el estado, Efraín Herrera Rodríguez, les fue entregada la constancia a los enfermeros de termino de especialización a los enfermeros:

Angélica Florez Martínez, María Isabel Jiménez Hernández, Juan Carlos López González, Miguel Ángel López Pérez, Dioselina López Yescas, Concepción Martell García, Lauro Martínez Martínez, Jenny Olazo Hernández, Elba olivera Ramírez, Enrique Paul Ramírez Ávila Catalina Rojas López, Gildardo Velasco Velasco y Gudalupe Isela Villalobos Pinto

Pérez Bustamante reconoció que la profesión de Enfermería, a través de la historia, se ha caracterizado por su capacidad para responder a los cambios que la sociedad ha ido experimentando y específicamente, a las necesidades de cuidados que la población y el Sistema Salud han ido demandando.

Señaló que la Enfermería en atención del adulto en estado crítico, en la actualidad tiene mucha relevancia, ya que los cambios culturales, económicos y sociales de nuestro estado y en general del país, influyen negativamente en la salud de la población, lo que propicia la aparición y aumento de enfermedades crónico-degenerativas que ponen en riesgo la vida y salud de los oaxaqueños, por lo que se necesita de más profesionales de la salud especialmente capacitados.

Por su parte, Marcela Díaz Mendoza, coordinadora del Plan único de especialización de enfermería de la UNAM, destacó la importancia que tiene para Oaxaca el que haya más enfermeras especialistas, porque eso le garantiza a la población que la atención que reciben sus enfermos es humanizada y de calidad.

Reconoció la disponibilidad de las autoridades del Hospital para que haya más enfermeras especialistas, “ya concluyeron especialistas en oncología, y ahora tenemos el honor de que ustedes terminen sus estudios en atención del adulto en estado crítico, para la UNAM, es un orgullo contribuir en la capacitación y enseñanza de quienes tienen en sus manos la salud de los oaxaqueños”, concluyó

Finalmente, la coordinadora del posgrado de enfermería en el HRAEO, Patricia J. Ángeles Calvo, explicó que un paciente crítico es alguien con un estado derivado de enfermedades o complicaciones con: síndrome de respuesta inflamatoria, sepsis, shock, traumatismos, cáncer, insuficiencia renal o síndrome coronario agudo, que afectan órganos que requieren soporte ventilatorio, en shock, con inestabilidad circulatoria o que precisan monitoreo invasivo o medicamentos vasoactivos, cuya terapia puede ser prolongada indefinidamente.

Señaló que en Oaxaca no hay los suficientes especialistas en medicina crítica, ya que el cuidado de un paciente adulto en estado crítico, necesita vigilancia continua por su delicado estado de salud, que puede cambiar de un momento a otro y requerirá una intervención inmediata para solventar sus necesidades vitales, expuso la coordinadora de la especialidad en Enfermería en el Adulto en Estado Crítico.

Por dicha inestabilidad, quien se dedique a esta actividad requiere conocimientos específicos para el cuidado de estas personas y ser capaz de valorarlas desde que los recibe para identificar cuáles serán sus intervenciones y mantener una vigilancia de sus constantes vitales (cardíaco, ventilatorio y urinario), remarcó.