Drogadictos y Malvivientes, ahogan al mercado de Abasto

 

Locatarios que integran el Frente Único de Pequeños Comerciantes de la Ciudad de Oaxaca, exigen al gobierno de la ciudad de Oaxaca una pronta solución al problema que enfrentan en el Mercado de Abasto, donde las bandas de drogadictos y Malvivientes ahogan y secuestran la actividad comercial.

 

Artemio Rodríguez Elorza, secretario de organización de este Frente de comerciantes, solicita al gobierno de la ciudad una mayor vigilancia en todo el Mercado de Abasto, principalmente en los pasillos “L” y “M”, donde se ha dado una invasión de bandas de drogadictos y malvivientes.

 

En documento que entregó a los integrantes del cabildo de Oaxaca de Juárez, expone el también comerciante, en forma alarmante ha venido creciendo esta problemática en la cual se involucra a menores de 15 años de edad, adultos hombres y mujeres, así como también adultos mayores; muchos de los cuales tienen una nacionalidad extranjera.

 

Indica que este grupo delincuencial “drogados” le pierden el respeto a cualquier ciudadano, “en plena luz del día se están inyectando diversas substancias, fumando marihuana, inhalando solventes”; además de que obstruyen banquetas y las entradas de los locales comerciales.

 

Rodríguez Elorza puntualiza que este grupo de adictos son un lastre para el mercado, ya que para mantener su vicio se dedican a robar a los clientes que acuden a este centro comercial.

 

Este problema, consideró, se ha incrementado ante las reformas que se han realizado y en las cuales ya no es penalizado el drogarse en la vía pública; situación que contrasta con aquellos que ingieren bebidas alcohólicas, pues son detenidos y multados, “si no es que son extorsionados”.

 

Reconoció que los policía en un 98 por ciento, en el mercado de Abasto, son “simples expectadores” y se dedican a todo menos a cuidar el orden, por lo que los comerciantes que se encuentran ubicados en esta zona, los módulos “L” y “M” están ya hartos de esta situación.

 

“A los mismos policías los ha hecho correr con palos, piedras, botellas”, apuntó Rodríguez Elorza quien cuestionó el actuar de las sectas religiosas, los cuales les obligan a rezar y después les reparten comida, por lo que lejos de ayudarlos los hacen “dependientes”.

 

En este sentido manifestó que esta situación está propiciando que los comerciantes lleguen a sus negocios con pistola en mano y poder repeler cualquier agresión; es por ello que con esta denuncia piden a los integrantes del Cabildo hacer algo por el mercado de Abasto y se brinde una mayor seguridad.

 

“Tenemos el derecho a que la policía municipal, estatal y federal, cumplan con su trabajo y no sólo se paseen como meros expectadores”.

Enviar una respuesta