Detiene PGR a ex líder cetemista

Juan Carlos MEDRANO

Hipólito Rojas quien fuera dirigente de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en el Istmo de Tehuantepec, fue detenido anoche en compañía de cuatro personas por elementos de la Delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en la ciudad de Oaxaca.

La captura del ex dirigente obrero se dio por el delito de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Junto con el ex líder cetemista, Hipólito Rojas también fue capturado el hijo del otrora líder obrero, Marcos Antonio Sánchez detenido en noviembre pasado y quien hoy está preso en el Centro de Readaptación Social (Cereso) número 1 de Santa María Ixcotel.

Junto a estas dos personas, trascendió hubo otras tres personas más que también fueron llevadas a las instalaciones de la Delegación de la PGR en San Bartolo Coyotepec, acusadas presuntamente de portación de armas de fuego.

Cabe recordar que el año pasado, Hipólito Rojas entonces dirigente de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en el Istmo, protagonizó sendos enfrentamientos entre su grupo contra otro sector de la central obrera por el control de la gremial.

El año pasado en el mes de junio, la policía de Oaxaca y fuerzas federales, rescataron al líder la de CTM en Salina Cruz, Hipólito Rojas, luego de que sujetos armados tirotearon e incendiaron las oficinas sindicales de la gremial ubicadas en una de las avenidas principales de esa ciudad y puerto.

Hipólito Rojas, informó en aquella ocasión narró que se encontraban en sus oficinas contratando a personal para la limpieza en la refinería Antonio Dovalí Jaime.

Abundó que le habrían avisado de que iban a buscarlo para matarlo, pero él no lo creyó, cuando de pronto cerca de 200 personas iniciaron a tirotear las oficinas y aventar piedras.

Por lo anterior, el líder cetemista dijo que las 20 personas que se encontraban se resguardaron.

Precisó que los agresores son grupos de choque contratado por Javier Córdova (a) La Culebra, y quienes incluso con maquinaria pesada tiraron la puerta principal e intentaron incendiar el inmueble con ellos adentro.

Además, Hipólito Rojas lamentó que, por más de dos horas, las fuerzas de seguridad solo fueran espectadores de las agresiones armadas, sin que detuvieran a nadie.

Finalmente, el dirigente indicó que interpondría la denuncia correspondiente ante instancias federales, pues en su agresión se utilizaron armas de uso exclusivo del ejército.