Destapan policías municipales la cloaca existente en Sta Lucía del Camino

Aitana RAMÍREZ

Policías del municipio de Santa Lucía del Camino suspendieron labores de vigilancia debido a que el gobierno del Ayuntamiento les adeuda el pago de varias quincenas.

En conferencia de prensa, representantes de los 60 elementos –entre viales y operativos—denunciaron que desde hace varios meses la administración del presidente municipal Galdino Huerta Escudero, dejó de pagarles su salario, dejándolos en la indefinición.

Aclararon que únicamente están demandando sus derechos como trabajadores “que nos han sido lacerados como humanos y consagrados en nuestra misma constitución”.

Denunciaron a Galdino Huerta Escudero presidente municipal, quien desde hace meses “ha estado escondido, sin darle la cara a sus gobernados, a Oscar Beethoven Segura Fuentes quien es coordinador de Administración, Fiscalización y cumplimiento de obligaciones municipales, quien ha fungido prácticamente como presidente municipal (amigo y compadre de Galdino Huerta, quien tiene sus oficinas clandestinas en la calle de Laureles casi esquina Huerto los Ciruelos del Fraccionamiento Trinidad de las Huertas, del municipio de la Ciudad de Oaxaca).

Asimismo, a Fortunato Manuel Mancera Martínez Síndico Procurador (Ex presidiario y funcionario municipal en varios trienios anteriores), José Rogelio García Martínez regidor de Gobernación y Reglamentos (estos dos últimos primos hermanos, quienes se compartieron la sindicatura año y medio cada quien).

“Hoy exigimos enérgicamente a estos funcionarios corruptos, que nos paguen nuestros haberes que por derecho hemos ganado, es decir la primera quincena de diciembre de 2016, la segunda quincena del mismo mes y el aguinaldo; quienes manifestaron abiertamente que no nos pagarían”, denunciaron.

Revelaron que desde hace varios meses los funcionarios antes mencionados comenzaron a saquear la administración municipal, “No se conformaron haberse robado todo; primeramente en meses anteriores fueron saqueando cada una de las oficinas que compone el palacio municipal como viles rateros, actuando de noche y madrugada, llevándose equipos de cómputo, escritorios, sillas y todo tipo de enceres que se ocupan en las oficinas, la ciudadanía no nos deja mentir, no contaron con obras públicas, incrementaron los giros negros cobrando exorbitantes cantidades de dinero, triplicaron los impuestos a los comerciantes, privatizaron el servicio de recolección de basura, dejaron de pagar diferentes servicios públicos a diferentes empresas endeudando el municipio; vendieron nuestras patrullas y varios vehículos oficiales, nos robaron moto patrullas, saquearon el encierro de vialidad que está ubicado en la calle de Nardos en la colonia Ampliación Santa Lucia, en donde se llevaron un aproximado de 50 vehículos y 60 motocicletas que estaban a disposición de Jueces Municipales y Ministerios Públicos, subastándolas al mayoreo y entregándoles a sus amigos y familiares”.

Precisaron que hace un año les quitaron a ellos como a sus familiares el servicio médico, amén de que nunca tuvieron seguro de vida, ni vehículos asegurados, ya que cuando se han suscitado accidentes de tránsito con los vehículos oficiales siempre fueron ellos quienes absorbieron los pagos de los daños ocasionados y el gasto en los hospitales.

Enviar una respuesta