Descarta Profepa riesgo tras incidente en mina en San José del Progreso

La Delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) resolvió que no existe contaminación de suelo tras el incidente ocurrido en la unidad minera San José de la Compañía Minera Cuzcatlán, en octubre pasado, en Oaxaca.

El organismo acreditó el cumplimiento de todas las medidas pertinentes aplicadas de forma urgente luego de la contingencia.

Luiz Camargo, director de Finanzas y Asuntos Corporativos de Compañía Minera Cuzcatlán, comentó que el resultado de la investigación de Profepa ratifica lo dicho por la empresa a autoridades y vecinos, de que no hay contaminación de suelo.

Las fuertes lluvias registradas el 8 de octubre de 2018, en la zona donde se ubica la mina San José, excedieron la capacidad de bombeo en la pileta de colección de la presa de jales secos de la mina, lo cual provocó el escurrimiento de agua con sedimentos y finos de jales en los márgenes del arroyo "El Coyote".

Por este motivo, Profepa ordenó efectuar medidas de urgente aplicación ante la contingencia, a lo que la compañía minera respondió con la realización de muestreos de suelo por una extensión de 4.5 kilómetros en los márgenes del arroyo para determinar el posible daño.

Finalmente, una vez ejecutadas investigaciones y muestreos con laboratorios independientes certificados, la delegación ambiental determinó que los sedimentos encontrados no son corrosivos, no son reactivos, no son inflamables y no son tóxicos al ambiente.

De modo que no se incurrió en ninguna violación a lo previsto en Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y su Reglamento por parte de Compañía Minera Cuzcatlán.

No obstante, la empresa minera aún está a la espera del dictamen correspondiente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) respecto al mismo hecho.