Desacatan empresarios disposición municipal y destruyen árboles en Xochimilco

Francisco RAMÍREZ

Pese a existir una prohibición de la Dirección de Ecología del Municipio de Oaxaca de Juárez, propietarios de un establecimiento comercial ubicado en la esquina de la Calzada Héroes de Chapultepec y la calle de Venus, arrancaron árboles que los vecinos del barrio de Xochimilco, plantaron.

Desde hace meses el corporativo de la cadena de Farmacias del Ahorro ha arrancado más de 15 árboles en el predio que pretende ocupar en la carretera internacional 180 esquina Av. Venus. Señalaron los vecinos  de este tradicional barrio.

Esta situación, dicen los vecinos, “se ha convertido en una batalla verde de nunca acabar”, toda vez que los trabajadores de Farmacias del Ahorro arrancan de raíz los árboles y los ciudadanos los vuelven a plantar; con escritos, suspensiones y demandas de por medio.

El pasado 27 de marzo Farmacias del Ahorro taló ilegalmente los árboles, como lo ha hecho en múltiple ocasiones, árboles que el comité de vida vecinal (COMVIVE) de Xochimilco había plantado restituyendo los que ya grandes había cortado la farmacéutica.

Farmacias del Ahorro canceló una jardinera pública con una loza de concreto, misma que los vecinos levantaron con picos y palas volviendo a sembrar más árboles.

Sin embargo  la madrugada del  jueves vecinos del barrio vieron llegar una  camioneta manejada por un hombre que ha sido identificado como el encargado de la obra quien con los obreros a su mando arrancaron los árboles, al verse descubiertos por los vecinos aventaron los árboles a la camioneta y huyeron.

En los últimos días las organizaciones Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, los Supercívicos entre otras, documentaron cerca de 2 mil árboles derribados por estas farmacias en todo el país.

En amplios reportajes del New York Times y los más de destacados medios nacionales y locales han dado cuenta de las conductas ecocidas de esta cadena farmacéutica.

Los ciudadanos piden que se aplique la ley a esta sucursal  que contempla la cancelación definitiva de la licencia por daños ambientales.