Denuncia penalmente Edil de San Jacinto Amilpas a 4 concejales

Juan Carlos MEDRANO

La presidenta municipal de San Jacinto Amilpas, Yolanda Santos Montaño, informó que presentó una denuncia penal en contra de cuatro regidoras que mantienen tomado el palacio municipal desde hace una semana.

En conferencia de prensa, la Edil informó que los delitos por los cuales denunció a las integrantes de su cabildo son por el despojo del inmueble propiedad del ayuntamiento, y por otros que pudieran configurarse.

Dijo que desde hace varios días las cuatro concejales: Mónica Belén Morales Bernal, del PSD; Julia Zárate Aragón, del PRI; Nubia Betzaida, del PT, y la regidora Gisela Pérez, de Morena, irrumpieron en el inmueble como medida de presión para que el resto del cabildo avalara su propuesta de incrementarse la “dieta” (salario) en un 100%.

Ante la negativa del resto de sus compañeros, las cuatro concejales tomaron el palacio municipal, además de otras oficinas públicas.

Aseguró que pese a la toma de las oficinas gubernamentales municipales, los servicios básicos del ayuntamiento continúan prestándose a la población.

Desmintió que su administración haya contratado a un corporativo presuntamente propiedad del ex titular de la Sevitra, Carlos Moreno Alcántara como han señalado regidoras que buscan desestabilizar su gobierno.

La Primer Concejal exhibió el contrato de prestación de servicios firmado con el corporativo “Torres”, el cual no pertenece al ex funcionario.

Aclaró que efectivamente se contrató un despacho para asesoría administrativa y contable  con un pago de 40 mil pesos mensuales y que es de Florencio Mesinas Torres.

Acusó que desde la Secretaría General de Gobierno (Segego) funcionarios apoyan al grupo de cuatro concejales.

Lamentó las acciones de desestabilización a su Gobierno por parte de las cuatro regidoras, motivadas por recursos económicos de un laudo y por un aumento de sueldo.

En este sentido convocó a las regidoras a que se sumen al trabajo del municipio ya que el resto del Cabildo esta trabajando de manera normal y las convocó a una mesa de diálogo para evitar afectar a la población.

Destacó que hay unidad entre el resto del Cabildo, ya que de 10 integrantes, cuatro son las que buscan generar confrontación con un grupo menor de 50 personas de este municipio, que por primera vez es gobernado por una mujer.

Al recibir el ayuntamiento, se encontró un municipio abandonado con  deudas de  200 mil pesos mensuales por falta de pago de la  energía eléctrica, lo cual se saldó y se reactivó en  el área de Deportes, cultura y juventud. Agregó Yolanda Santos  respaldada por los integrantes de su cabildo.