Defensoras/es de DH y OSC condenan agresiones contra Anabel López Sánchez

El pasado 2 de mayo del año en curso, en el marco de un cerco sanitario por el COVID-19, se desataron hechos violentos en el municipio de San Mateo del Mar por problemas políticos entre el Presidente Municipal C. Bernardino Ponce Hinojosa y las autoridades municipales de la agencia de Huazantlán del Río.

Durante esa noche, el agente de dicha comunidad junto con otras personas de esa localidad, encarcelaron a gente cercana al Presidente Municipal, entre quienes se encontraban mujeres y niñas. Como respuesta a estos actos, llegaron personas encapuchadas con armas de alto calibre a disparar y perseguir a las autoridades de Huazantlán y sus familias. Entraron a sus casas y les prendieron fuego. También fueron a las agencias de Colonia Juárez y Costa Rica, secuestraron a personas, las golpearon y amenazaron. Como resultado de estos hechos fue asesinado el C. Filemón Villalobos, suplente del Agente Municipal de Huazantlán.

Cabe precisar, que estos sucesos tienen su causa en la elección de la presidencia municipal de San Mateo del Mar, celebrada en el año 2019, la cual, que se desarrolló con episodios de violencia y en la que se denunciaron una serie de irregularidades, por lo que la mayoría
de las comunidades de dicho municipio, se encuentran inconformes con el nombramiento del presidente municipal. Situación que ha sido administrada por el gobierno de Oaxaca, lo que ha contribuido a ahondar el encono entre comunidades.


Derivado de estos hechos de violencia, el domingo 3 de mayo, personas de la comunidad contactaron por teléfono a la maestra Anabel López Sánchez, quien actualmente es funcionaria del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, solicitando su gestión para llamar a las autoridades correspondientes a intervenir en el asunto, en este sentido, fue que
Anabel López Sánchez, llamó a Jesús Romero López, delegado en Oaxaca de la Secretaría de Gobernación y al titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, José Bernardo Rodríguez Alamilla, para pedirles intervinieran en el marco de sus atribuciones legales y operar la salida de un grupo de 9 personas entre de ellas, mujeres, niñas y niños de San Mateo del Mar, que se sentían amenazadas y temían por sus vidas.

El 5 de mayo, se desató una grave campaña de difamación contra Anabel López Sánchez, inculpándola de los hechos violentos ocurridos en San Mateo del Mar y de ser la autora intelectual y material de los hechos de violencia ocurridos, acusándola de asesina y responsable de la inestabilidad en San Mateo del Mar. Estos señalamientos son ominosos y falsos, sin sustento alguno y con la intención de enrarecer aún más, el clima que impera en la comunidad y poniendo en riesgo su vida y su seguridad. Anabel López Sánchez es una defensora de los derechos humanos y de las mujeres.
Cuenta con una trayectoria histórica que proviene de la sociedad civil. Fue la sociedad civil, particularmente el movimiento feminista y amplio de mujeres, quien la propuso para ocupar el cargo que desempeñó como titular del Instituto de la Mujer Oaxaqueña. Actualmente es servidora pública del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas. Es una mujer
comprometida con las causas sociales y luchadora incansable por la igualdad entre mujeres y hombres.

La campaña de deslegitimación que están lanzando en su contra, es muestra de la violencia sistemática que se ejerce contra las mujeres y hacia las personas defensoras de los derechos humanos, la tierra y el territorio. Así como lo que están haciendo con Anabel, a raíz del conflicto, en San Mateo del Mar muchas mujeres han sido víctimas de diferentes formas de violencia y difamación.

El conjunto de actos cometidos en contra de las mujeres indígenas y en contra de Anabel López Sánchez, devela cómo se actúa de forma dolosa frente a un conflicto que el gobierno del estado ha administrado desde hace mucho tiempo, y que ante los acontecimientos graves, no ha sido capaz de formular respuestas adecuadas que permitan su solución, sino por el contrario, ha exacerbado la violencia contra la población y ha montado campañas de desprestigio, descalificación y criminalización en contra de mujeres de San Mateo del Mar y de Anabel López Sánchez, poniendo en grave riesgo su seguridad y su integridad.

Por ello, condenamos totalmente todos los hechos de violencia cometidos en San Mateo del Mar, contra las mujeres indígenas de este municipio y contra Anabel López Sánchez. Bajo ninguna circunstancia se puede atentar contra la integridad personal, física, psicológica o sexual de las mujeres, por el contrario, el gobierno del estado y todas sus instituciones tienen la responsabilidad de garantizar y proteger a las mujeres de cualquier
forma de violencia.

Exigimos se investigue y conocer quiénes están detrás de esta campaña, el papel que se está jugando desde el gobierno estatal, desde la presidencia municipal de San Mateo del Mar, Bernardino Ponce Hinojosa, del abogado William Méndez García y de otros actores que tienen intereses en esa región, con la finalidad de distorsionar la realidad y distraer la atención hacia las verdaderas causas del conflicto, criminalizando y utilizando el nombre de Anabel López Sánchez, para ocultar su falta de actuación y capacidad para resolver la problemática.

EXIGIMOS:
1.- Que la Fiscalía General de la República investigue el origen de la campaña de criminalización contra Anabel López Sánchez y castigue a los culpables por la violencia ejercida en su persona, así como garantice su vida y su integridad física.

2.- Que el Gobierno Federal, intervenga de manera inmediata con acciones que conlleven a la solución del conflicto de manera pronta y con el consenso del pueblo Ikoots, respetando los derechos humanos, la seguridad y la integridad de la población, con especial atención de las mujeres, niñas y niños, y personas en situación de vulnerabilidad.

3.-Que el Gobierno Federal inicie una investigación de manera urgente sobre los actos de violencia cometidos en el marco de los hechos del pasado 2 de mayo de 2020 la población, y sobre todo, contra todas las mujeres indígenas en Huazantlán del Río, San Mateo del Mar, y que brinde todos los servicios necesarios para atender la violencia de las que fueron víctimas.

4.- Que la Fiscalía General de la República investigue y finque responsabilidad penal en contra de las personas armadas que atentaron contra la comunidad de Huazantlán del Río, San Mateo del Mar.

5.- Exigimos se inicie una carpeta de investigación en contra William Méndez García, quien en conferencia de prensa el día 5 de mayo de 2020, señaló de manera falsa a Anabel López Sánchez como la responsable de los hechos.