Da Cuilapam ultimátum a Gobierno de Oaxaca para desalojar invasores

Juan Carlos MEDRANO

El Gobierno de Oaxaca fue emplazado por comuneros del municipio de Cuilapam de Guerrero, a desalojar a un grupo de invasores que desde hace tres años se posesionaron de tierras de la comunidad.

El presidente del comisariado de Bienes Comunales, Pedro Perez Rojas explicó que hace cuatro años aprovechándose del conflicto que hubo y que se resolvió en 2015 con Cuatro Venados, desde hace tres años se han apoderado de sus tierras.

Expresaron que los invasores, encabezados por Hilaria López López, buscan aprovecharse de sus recursos naturales, pues están desviando el cauce del Río Valiente, saqueando material pétreo vendiéndolo a precios muy bajos, talando árboles y armados, resguardan la zona.

Acompañado de Erick Carrasco Vásquez, presidente de Bienes Comunales, Maura Silva Fernández, secretaria comisariado de Bienes Comunales y Flavio Sosa Villavicencio, de Comuna Oaxaca, mencionaron que el municipio de Cuilapam de Guerrero está muy molesto y en cualquier momento podrían tomar acciones para resolver la problemática. 

Recordaron que el conflicto agrario con el municipio de San Pablo Cuatro Venados, que llevaba 70 años, ha quedado concluido con sentencia, y no es pretexto para que autoridades estatales no actúen para el desalojo de al menos 150 personas que tienen invadidas al menos 6 hectáreas de tierra.

Destacaron que no dudan que haya respaldo de algún funcionario de gobierno al grupo invasor, pues en 2015 cuando agarraron infraganti a un grupo de personas que estaban sembrando en tierras de un comunero de Cuilapam de inmediato las personas detenidas fueron liberadas.

Exigieron al Gobierno de Oaxaca aplique la ley y junto con la Fiscalía General de Oaxaca y del Ejército, desarmen y desalojen a los invasores e insistieron que no existe ningún conflicto agrario como se pretende hacer creer; emplazaron a las autoridades estatales a ofrecer respuestas de inmediato, de lo contrario el pueblo hará valer su derecho como única y legítima propiedad de la tierra.