Culpa Caravana Migrante a Gobierno Federal por cambio de ruta

Juan Carlos MEDRANO

La caravana de migrantes centroamericanos responsabilizó al Gobierno federal del cambio de último momento en el destino de su ruta al desistir pasar por Jalapa del Marqués y ahora cruzar por el municipio de Matías Romero en la Zona Norte de Oaxaca.

Los migrantes acusaron al Gobierno Federal de haber boicoteado el apoyo de autobuses que iban a auxiliarlos.

El plan de atravesar por Oaxaca en transporte fue bloqueado por el Gobierno federal. Hoy había posibilidad de más de 70 buses de diferentes fuentes de apoyo, que bajo presión del Gobierno federal de México retiraron su apoyo, dejando al éxodo la única opción de seguir a pie hacia Veracruz, un Estado con altísimo riesgo de violencia a manos del crimen organizado", indicó mediante un comunicado la organización internacional Pueblos Sin Fronteras, quien auxilia a la caravana.

"Cualquier agresión contra los miembros del éxodo y acompañantes será la responsabilidad completa del Gobierno federal mexicano", afirmaron.

Al mismo tiempo, en un comunicado, la unión de concesionaria de transporte público negó que sus unidades fueran a dar servicio "ni en renta ni en préstamo" a la caravana de migrantes, qué pasó dos noches en Juchitán, para no descuidar, dijeron, la atención a la ciudadanía oaxaqueña.

La caravana y Pueblos Sin Fronteras organizaron otra asamblea urgente y cambiaron su destino de mañana debido a la delicada condición de salud, especialmente de niños entre los migrantes que se dirigen a la Ciudad de México y a Estados Unidos.

"La delicada condición de salud, especialmente de niños, implica riesgos de ida a la falta de acceso a servicios médicos en la ruta hacia Oaxaca. La carretera de ahí hacia la ciudad de Oaxaca es angosta con curvas, cerros y pocos pueblos con infraestructura para recibir a este éxodo masivo de personas desplazadas de Centroamérica", indicaron.

La caravana que ha pedido un trato humanitario para los miles de migrantes de Honduras, Guatemala y El Salvador, exigieron a las autoridades mexicanas se movilicen de manera responsable para resguardar la seguridad e integridad física de cada uno de los desplazados por la pobreza y la violencia en Centroamérica.