Continúa la inconformidad por el "manoseo" plazas en el municipio

Francisco RAMÍREZ

Continúa la inconformidad por el “manoseo” de plazas que se da entre el líder del Sindicato Autónomo de Empleados y Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, Fortino Cruz Hernández, y la Directora de Administración del gobierno capitalino, Judith María del Carmen Álvarez Candiani, a quienes acusan de otorgar plazas a diestra y siniestra beneficiando a familiares y amigos.

Los afectados, quienes han venido denunciando la situación que pesa a cuatro meses de la actual administración municipal, dicen advertir al presidente electo, Oswaldo García Jarquín, la problemática que podría heredar ante el tráfico de plazas que se realizan sin tomar en cuenta la categoría ni la antigüedad de los trabajadores.

“No tenemos escalafón porque así conviene. Fortino y solo él es quien dispone de todo lo que acusó, hasta de la venta de plazas”, reiteraron los trabajadores quienes refieren que la Comisión la comisión de escalafón se convirtió en un gran negocio y lo hace junto con Judith María del Carmen Álvarez Candiani.

De acuerdo con los estatutos, la Comisión de Admisión y Escalafón. Art. 53. Es el sistema para cubrir temporal (suplentes) y definitivamente (de base) las vacantes que se presenten en las plazas de base de nueva creación, así como el procedimiento que debe seguirse en todo caso para los movimientos de ascenso.

Piden se abra una investigación y se realice una auditoría a Judith Álvarez Candiani y se informe de parte del presidente a las bases los resultados de esta solicitud, toda vez que ha venido ofertando, desde su primer día como Directora de Administración, las plazas a los trabajadores municipales.

Cuatro años atrás el tema de la venta de plazas fue un tema que llegó hasta instancias legales, los trabajadores municipales, de los diversos sindicatos que reconoce el gobierno de la capital, se quejan sobre la situación que ha venido prevaleciendo en torno al otorgamiento de las mismas, las cuales se entregan por “debajo del agua”.

De esta situación han acusado al “eterno” dirigente del Sindicato Autónomo Fortino Cruz Hernández, quien ha tomado “ventaja” en este aspecto, toda vez que desde octubre del 2017 ha iniciado la basificación de empleados de confianza, los cuales prestaron sus servicios durante la administración actual y la pasada.