Consumen oaxaqueños tortillas “chatarra”


Juan Carlos MEDRANO

La producción de tortilla de mano (blandas y clayudas), se cayó, hoy casi la mitad de las tortillas que se consumen en el estado son de origen industrial, señaló Rafael Mier, Director General de la fundación “Tortilla de Maíz Mexicana”.

Atribuyó esta problemática a la calidad del maíz, la cual se está deteriorando.

Recordó que la tortilla de maíz es el alimento que más se consume en Oaxaca y la principal fuente de calorías y proteínas de la población.

“Hoy ya no tenemos tortillas de buena calidad elaboradas con un buen maíz, por el contrario, tenemos tortillas chatarra elaboradas con pésimos maíces, llenas de aditivos y por primera vez en la historia tenemos que cuestionar las tortillas”, dijo.

Recordó que hace 40 años no se cuestionaba la producción del alimento, pues las tortillas que se elaboraban en Oaxaca eran de buena calidad, “hoy en día muchas son de harinas industrializadas o llenas de productos químicos o incluso por ejemplo hasta pintadas o decoloradas”.

Explicó que antiguamente las tortillas se elaboraban con maíces regionales, pero con el tiempo se empezó a promover la movilidad de maíces y entonces llegaron maíces de fuera.

Ahorita, dijo, las tortillas en Oaxaca, en este mes es muy probable que sean elaboradas con maíces de Sinaloa que es un maíz híbrido.

Abundó que en el momento que se cambia esto, cambia y se alteran las proteínas, cantidades de nutrientes, porque entre más especializados son los maíces más desarrollados genéticamente tienen mayor uso de productos químicos.

Explicó que esto genera otro problema que es la presencia de químicos y de pesticidas que tienen los productos de consumo.

El Director General de la Fundación “Tortilla de Maíz Mexicana”, indicó que luego están las harinas industrializadas, donde marcas comerciales Maseca, Minsa y otras que ofrecen en el mercado un producto que se parece pero que no sustituye a lo que es el maíz nixtamalizado tradicional.

La industria está poniendo en peligro la nixtamalización técnica milenaria que genera una mayor asimilación de los nutrientes del maíz, comentó.

Narró que el maíz al hervirse con cal sufre un cambio químico, una alteración química en la cual se desencadenan las proteínas, también las vitaminas se hacen más asimilables por el cuerpo humano, pero “si no hiciéramos nixtamal el maíz no sería tan fácilmente digerible y no absorberíamos los nutrientes”.

Alertó que la nixtamalización es que las grandes industrias están cambiando el proceso de nixtamalización o existe una reglamentación clara de que es nixtamalización y que no es nixtamalización pues tienen diferentes niveles de fibras y proteínas y “luego lo que hacen es que adicionan artificialmente y les adicionan vitaminas y aditivos a las harinas industriales subsanando los procesos de nixtamalización por abaratar.

Afirmó que muchos de los supermercados venden tortilla y ninguno de ellos vende maíz nixtamalizado.