Comparece titular de CEPCO ante diputados

Juan Carlos MEDRANO

El coordinador estatal de Protección Civil, Heliodoro Díaz Escárraga aseguró que el sistema de alertamiento sísmico funciona al 100%, gracias a la atención que se le dio después de haber sido dañado por los fuertes vientos y la inversión que la administración estatal ha realizado para dar mantenimiento a los equipos, pues el sistema presentaba fallas graves que lo hacían in funcional y no hubiera funcionado durante los sismos del 7, 19 y 23 de septiembre.

Al comparecer ante tres de los cinco diputados integrantes de la Comisión Permanente de Protección Ciudadana de la LXIII Legislatura local, el funcionario responsabilizó a la pasada administración de no haber dado el mantenimiento correctivo a todo el equipo, dejar deudas con los proveedores y responsables de conservar en buen estado el sistema de alertamiento.

Desmintió al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera quien en su momento informó que los sensores sísmicos en Oaxaca no funcionaban, por lo que en caso de un temblor con epicentro en la entidad no se activaría la alerta.

“Se dijo que corríamos el riesgo de que no se transmitiera la señal, es falso, pero con deficiencias porque teníamos 14 sensores en forma compacta representaban inconsistencias, pero nunca dejó de funcionar el sistema”.

Con la ausencia de los diputados perredistas, Carol Antonio Altamirano y Tomás Bazaldú –quienes promovieron la comparecencia del titular de la CEPCO--, el servidor público explicó que como consecuencia de las heladas se afectaron diez sensores y cuatro más reportaban fallas, además de que dos torres se vinieron abajo, problema que alertó de la situación, pero nunca se interrumpió la señal.

Insistió que aun cuando se dijo que se corría el riesgo de que no se transmitiera la señal, todo era falso, pues había una señal con deficiencias porque se tenían 14 sensores representaban inconsistencias.

Aseveró que en tres días se reparó todo el sistema, por lo que desde el pasado 5 de febrero el sistema opera normalmente y el 7 del mismo mes, se levantó la bandera blanca al quedar reparado el sistema al 100%.

Resaltó que Oaxaca respondió de manera rápida y el sistema sísmico que desde el 2003 sirve de soporte a sistemas sísmicos como el de la Ciudad de México y el estado de Guerrero está al 100%.

DEUDAS

Con relación al adeudo de 24 millones de pesos que presuntamente tiene la administración estatal de Oaxaca con el Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (Cires) que los opera, Díaz Escárraga reveló que al inicio de la actual administración se adeudaban 6 millones 250 mil pesos, debido a un contrato que la administración de Gabino Cué suscribió en 2015 y que implicaba trabajos de mantenimiento para 2015 y 2016, pero nunca se pagó el recurso económico.

Manifestó que fue la actual administración estatal la responsable de saldar el adeudo por tal cantidad, además de pagar 3 millones de pesos más para que la empresa responsable realizara trabajos correctivos durante el año pasado debido a que el sistema presentaba fallas graves que lo hacían in funcional.

“De no haberse pagado ese recurso económico la alerta sísmica no hubiera funcionado durante los movimientos telúricos del 7, 19 y 23 de septiembre”, reportó.

Dio a conocer a los diputados que actualmente el Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (Cires), reclama un pago por adeudo del orden de los 17 millones de pesos y que corresponden a trabajo de mantenimiento en 2012.

Sin embargo, aclaró que se ha solicitado a Cires justifique los trabajos realizados pues no se cuenta con contrato alguno que ampare dichas obras.

Añadió que para el 2018 el nuevo contrato con Cires representa una inversión por el orden de los 18 millones de pesos, cantidad que “pesa” a la CEPCO.

Expuso que además del sistema de alertamiento sísmico que no había recibido mantenimiento, también las 13 sirenas que se ubican en la ciudad de Oaxaca de Juárez, estaban sin una revisión pues desde hace 7 años no se les daba el mantenimiento correspondiente, lo cual representó un costó de 2 millones de pesos.

Díaz Escárraga comentó que actualmente existe un proyecto con un costo de 31 millones de pesos que permitirá mejorar el sistema en 7 repetidoras y permitirá crecer al servicio de 1 millón y medio a tres millones de habitantes.

En tal sentido, pidió a los diputados que de los 200 millones de pesos autorizados para la reconstrucción de las zonas afectadas por los sismos, se canalicen en una primera etapa 15 millones para la modernización del sistema.

Enviar una respuesta