Caerá más calidad educativa en el Istmo por falta de aulas tras sismos

A casi un año del terremoto del 7 de septiembre, Save the Children alertó que en el Istmo de Tehuantepec la mayor parte de escuelas afectadas opera en aulas temporales y no ha normalizado sus horarios de clases, lo que impacta negativamente en la calidad de la educación de niños y jóvenes.

En la presentación de su informe anual de rendición de cuentas, los activistas reprocharon que en la mayoría de los planteles las condiciones no son óptimas para atender a los alumnos.

“Algo que sin duda está muy afectada es la calidad educativa. Las condiciones no son óptimas. Ayer visitamos otra escuela y yo estaba impresionada en la situación en la que están estudiando las niñas y los niños.

"Sigue existiendo lentitud en el término de reconstrucción de las escuelas, muchos niños perdieron sus útiles y muchos docentes perdieron sus materiales lúdicos. Sin duda, la calidad educativa se ve afectada a 12 meses del sismo, cosa que ya no debería de ser", criticó en entrevista Fátima Andraca Artigas, coordinadora de respuesta humanitaria en la fundación.

Gloria Pérez Sánchez, directora del centro escolar "Juchitán", demolido por el sismo y reconstruido, resaltó que este plantel es el único de la región que se encuentra al 100 de operación.

“Los 11 niveles educativos tuvimos una reunión la semana pasada con el regidor de educación y compañeros directivos externaron que en algunas instituciones el avance es del 0 por ciento, el avance es del 10 por ciento, el 20 por ciento, pero ninguno pasaba del 50 por ciento.

"No se ha vuelto a la normalidad y nuestros pequeños todavía están en aulas provisionales sufriendo del calor, siguiendo de la lluvia, sufriendo de las inclemencias del tiempo, del mobiliario", criticó.

En el evento en la Colonia Víctor Yodo, la organización informó que hasta la fecha ha invertido 10 millones de pesos en instalación de aulas y baños temporales en la zona.

Así como en la entrega de 6 mil 268 kits de aprendizaje proporcionados a alumnos de 25 planteles y 5 espacios amigables.

Además de la donación de ropa, alimentos, impartición de talleres de verano, campañas de educación en emergencias, de limpieza, de protección infantil, y apoyo psicoemocional.

También el reparto a madres de familia de 100 hornos totoperos, maíz, leña, y la implementación de talleres de educación financiera.

En total, la asociación estima que ha beneficiado a 28 mil 262 afectados, de los cuales 12 mil 480 son niños, niñas y adolescentes, y 15 mil 782 adultos.

Save the Children detalló que después de la emergencia mantiene en la región ocho promotores y dos líderes que laboran en Unión Hidalgo, San Blas Atempa y Juchitán.

Indicó que localidades como Ixtepec, Unión Hidalgo y Juchitán tienen más del 50 por ciento de sus viviendas dañadas por los sismos.